Demasiado peso para una sola

Economía

Ayer no alcanzó para poder sostener el vuelo, pero resultó el casi único soporte para que el indicador más difundido -el Merval «11»- no decayera bastante más que lo fijado al momento del cierre. En una rueda que resultó bastante desprolija, tanto como para fijar nueva cota máxima histórica del índice -al llegar a los 1.871 puntos- y después terminar pidiendo la campanada de clausura para evitar brecha mayor.

Igualmente, se debió asumir el signo negativo y que lució como inesperado, frente a lo que se había llegado a «prometer» en un primertiempo. El mínimo resultó de 1.831, el cierreestuvo algo más arriba y dejando la cuestión en 1.843: con 0,3% en contra. Sin embargo, el que computa sólo nativas -el «M.AR»- retrocedió 0,82%. La diferencia, la explicación, la presencia de una acción que estuvo en uno, no en el otro, se resume en el nombre ya habitual: Tenaris. Ayer, con escasa compañía positiva, siguió aportando la gran rectora del ponderado en nivel de 1% de mejora: que sirvió para enjugar, diluir, caídas en las otras.

El total operado en acciones fue lo más parejo con lo anterior, en torno de $ 80 millones, donde Tenaris participó con 540.000 papeles y más de $ 30 millones efectivos. La nota de la fecha provino de Comercial del Plata y que se derrumbó en un casi 18% (inmersa en riesgosas derivaciones de causas judiciales). Las más fuertes aliadas, de la ayer casi solitaria Tenaris, estuvieron en la línea de flojedad y el día se rescató con escaso daño: porque el peso de una volvió a ser determinante. En la imagen, se trató de un retroceso de mayor calibre que el leve final registrado. Pronóstico reservado para el remate semanal, apto para todo saldo.

Dejá tu comentario