Dólar futuro: a pesar de salto del blue, baja a $86 para diciembre

Economía

En la última semana y media el dólar blue volvió tener una disparada que alimentó el temor a un ajuste cambiario importante. Sin embargo, el mercado de dólar futuro no reflejó estas tensiones. Incluso se pueden observar movimientos a la baja: los contratos del dólar a diciembre están hoy en $86,21, mientras que al 20 de marzo (día en que comenzó la cuarentena) estaban fijados en $92,50.

“El dólar futuro se rige por la Comunicación A3500 del Banco Central y lo que se ve es que el dólar desde hace varias semanas devalúa 6 centavos todos los días y 18 los lunes (porque suma sábado y domingo). Como no hay volatilidad no hay sorpresa y no mueven los valores”, sintetizó una fuente del mercado. Un fiel reflejo de esto es que el dólar futuro para fines de julio no se ha movido de los $72,31 desde el 16 de julio. “Eso no pasa nunca. Pero el mercado descontó que la microdevaluación de seis centavos va a seguir así”, añadió.

Otra de las explicaciones tiene que ver con que la tasa implícita que lleva el contrato de dólar futuro tiene un componente fundamental que es la tasa de interés, que viene en caída en los últimos meses. Al finalizar la semana pasada las tasas implícitas de dólar futuro promediaron 44,3% para toda la curva, similar a lo que se venía observando previo a los movimientos del dólar paralelo.

Donde sí se vio un incremento es en el volumen operado: de hecho, en la última semana se incrementó 72% respecto a la anterior, aunque esta variación puede estar vinculada al cierre de mes y al consiguiente rolleo de contratos.

Más allá de la previsibilidad en las microdevaluaciones y la baja en la tasa de interés, existen otros condimentos que mantienen al dólar futuro planchado: las intervenciones del Banco Central. Al respecto, el economista de Eco Go, Juan Ignacio Paolicchi, señaló: “Lo que vimos a partir de abril es que el BCRA, en materia de posición vendedora de futuros, observa máximos que no se veían desde el final del kirchnerismo. Ni siquiera durante las corridas en la gestión de Macri había llegado a esos niveles. Está cerca de u$s 4.500 millones. El contexto de dominancia fiscal requirió aumentar fuertemente la emisión para financiar el agujero fiscal y genera presión sobre las expectativas de devaluación. Con la brecha subiendo, el Banco Central buscó fijar, mediante las ventas de futuros, una tasa implícita y no convalidar una expectativa de devaluación mayor que es la que empezaba a pricear el mercado”.

En línea con esto, Santiago López Alfaro, de Delphos Investment, indicó: “Está claro que el Gobierno no necesita devaluar y no tiene pensado devaluar”.

Por su parte, Ramiro Marra, de Bull Market, consignó: “El Banco Central emitió una resolución el jueves pasado mediante la cual está buscando que los bancos se le sumen a la oferta de futuros pudiendo suscribir ON, dólar linked, y de esa forma hacer un sintético dolarizado que le devengue tasa. Pero las ON que se emiten con a 12-24-36 meses, lo que no es libre de riesgo la operatoria, siendo que son los primeros 90 días donde se concentra la operatoria de futuros”.

Marra advirtió: “Notamos ciertas medidas del BCRA para asegurar este status quo. La brecha cambiaria del 90% entre el blue y el oficial tendrá impacto a partir de agosto, cuando la oferta del sector agrícola se corra del mercado, por un fenómeno estacional, y el BCRA deba suministrar unos 50-60 millones diarios. Ese será un momento para medir el stress y tolerancia hacia el status quo”. Sin embargo, Marra aclaró: “No esperamos ningún shock cambiario en los próximos 90 días”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario