Mercado le puso fecha al "Día D" por el dólar y el crawling peg

Economía

Expectativa por dato de empleo (¿señal para la Fed?). Augurios confusos con septiembre en Wall St. Parece que Christine mueve primero. Bien Miguel. Cumbre de inversores. Mucha timba con el real.

En el plano local, se habla mucho del día después -del 14 de noviembre-. En la mayoría de los encuentros reservados, presenciales y virtuales, el consenso es que desde el 15 de noviembre, Don Miguel Ángel, que no es Pichetto, acelerará el crawling peg, por lo menos para recuperar entre 15% y 20% en dos o tres meses.

Apropósito, del único funcionario económico que se habla “bien” en el mercado, a pesar de algunos desaciertos con el CCL, es justamente del jefe del BCRA, Miguel A. Pesce. Es quien ha ganado reputación con el solo hecho de haber evitado, por ahora, que se le desmadre el mercado cambiario. Ahora debe remendar algunos líos que le genera su par de Producción y la Justicia. Nadie duda que, como ya venimos señalando desde hace meses, si hay ruido lo que viene es más cepo y más restricciones, porque se llega a fin de año con las “netas” (RIN) casi boqueando.

No mostró sus cartas pero hizo algunas señas. De modo que el mercado continúa a merced de cuando JePo (el jefe de la Fed, Jerome Powell) anuncie el temido tapering. Hoy por lo pronto el dato de empleo de agosto en EE.UU. podría anticipar la siguiente mano de JePo en la reunión del próximo 22 sobre el programa de compra de bonos. Wall Street espera un dato de 750.000 puestos de trabajo en agosto. Si el número es dramáticamente más alto, los expertos dicen que podrían ver que la Fed intensificará sus planes para liquidar el programa de compra de bonos de u$s120.000 millones al mes y posiblemente lo anuncie en septiembre. .

Si los datos de empleo son los esperados o son más débiles, la Fed podría retrasar el tapering unos meses, lo que sería una buena noticia para el mercado. La disminución gradual de las compras de bonos se considera un precursor de un aumento final de la tasa de interés por parte de la Fed, aunque JePo enfatizó en Jackson Hole que los dos no estaban vinculados. Pero el otro factor que está haciendo ruido es el impacto de la variante delta del covid-19 sobre la economía y el mercado laboral. Todos esperaban que en setiembre volvería la normalidad, sin embargo, de lo que se habla es que puede ser el mes, como muestran las estadísticas, que respete su reputación de ser el peor mes del año para el mercado (desde la II WW, según CFRA, el S&P 500 ha sido positivo solo el 45% del tiempo en septiembre). Aunque se trata solo de estadísticas.

Lo cierto es que hablando de tapering en Europa esperan que Christine Lagarde (jefa del BCE) anunciará la reducción de sus estímulos relacionados con el covid en diciembre. El BCE se reunirá el próximo 9, pero los expertos creen que esperará unos meses más antes de anunciar lo que hará con sus medidas relacionadas con el covid. Como si fuera poca la confusión reinante, el exrey de los bonos de PIMCO, Bill Gross, ahora asegura que los bonos son una “inversión basura”. Explicó, en su página Web y replicado por Blooomberg entre otros, que la rentabilidad del Tesoro a largo plazo es tan baja que los fondos que compran dicha deuda pertenecen a la “bolsa de basura”. Se espera que la rentabilidad del bono a 10 años rebase el 2% en los próximos 12 meses desde el 1,3% actual, otorgando a sus inversores una pérdida aproximada del 3%, según los cálculos de Gross que desde marzo viene apostando en contra de la deuda.

Como si hubiéramos vuelto a la normalidad, sorprendió a algunos la invitación de uno de los mayores fondos de inversión del mundo, que tiene su base central en California, para un summit en uno de los lugares más lindos, y hoy casi exclusivos por sus tarifas para el turismo internacional, del país. Gran convocatoria y mucho intercambio de figuritas. Se escuchó mucho que no se espera un tapering como el del 2013, menos un taper tantrum como aquel. Si el desempleo baja a menos del 4% ahí la Fed comenzará a subir la tasa.

El nivel prepandemia era 3,5%. Sobre Argentina, los fondos parrafaseando al cliente de Jerry Maguire (Tom Cruise) personificado por Cuba Gooding Jr., en lugar de “Show me the money” lo que dicen a quienes desde el oficialismo reclaman inversiones, es “Muéstrame lo que haces, no lo que dices que vas a hacer”. Ya nadie confía, por más que se prometan atractivos rendimientos. También se habló mucho de Brasil, donde hay mucha especulación sobre la depreciación futura del real.

Temas

Dejá tu comentario