Última semana del dólar soja: analistas esperan novedades en el plano cambiario

Economía

En una nueva semana vertiginosa, economistas aseguran que la principal fragilidad que está mostrando el esquema macroeconómico actual es el nivel de reservas netas.

El mercado financiero argentino se prepara para cerrar una semana con tipo de cambio diferencial para los exportadores de soja, lo que ayuda a una abultada recuperación mensual de las reservas del Banco Central (BCRA) en un contexto económico adverso por la galopante inflación y el elevado déficit fiscal.

Mientras tanto, se aguarda la aprobación del directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) a la revisión de metas al segundo semestre del 2022 con Argentina, tras al aval político recientemente alcanzado entre las partes.

"El 'Plan Massa' (por el ministro de Economía Sergio Massa) puede describirse como un plan de ajuste en tres velocidades: de shock, cuando se lo evalúa en el plano monetario, gradualista cuando lo hacemos en términos fiscales, y procrastinador en el plano cambiario", sintetizó firma de inversiones Consultatio.

"El facilitador de esta inconsistencia temporal (...) fue el 'dólar soja', a nuestros ojos un caballo de troya que lleva consigo un adiós al régimen cambiario tal cual como lo conocemos y preanuncia un desdoblamiento más formal y más amplio"", señaló.

"La principal fragilidad que está mostrando el esquema macroeconómico actual es el nivel de reservas netas (...), verdadero poder de fuego que tiene la autoridad monetaria para operar el mercado de cambios y evitar el peor escenario que el Gobierno tiene en la cabeza que es un salto cambiario abrupto del tipo de cambio", afirmó Santiago Manoukian, economista de Ecolatina.

"La tendencia alcista de los dólares financieros se sustenta en la demanda por cobertura del complejo sojero, una inflación que se mantendría en torno al 7% en septiembre, las mayores restricciones de acceso al dólar oficial y la gran volatilidad de los mercados mundiales", sintetizó la consultora Delphos Investment.

"El dólar (para sojeros) a 200 pesos hasta fines de setiembre, el inicio de la siembra de los cultivos de verano, precios internacionales con perspectiva bajista, más otras medidas tomadas por el Gobierno, ejercieron su efecto sobre la decisión de comercialización y (para que) las ventas de soja se aceleraron en forma notable en las últimas semanas", dijo en su informe de coyuntura la Fundación Mediterránea.

"Incrementar las cantidades exportables es una meta difícil con reglas de juego cambiantes" como las de Argentina, sintetizó ABC Mercados de Cambio en su informe semanal.

"Los operadores evalúan la marcha de las liquidaciones en el 'dólar soja', tras las últimas medidas (cambiarias), y la velocidad del 'crawling-peg', ya que reforzar las reservas (del BCRA) sigue siendo prioridad en el actual contexto en busca de recuperar una mayor calma", acotó la consultora Estudio Ber.

"Si tenés que tener un 'dólar soja', un 'dólar Qatar', un 'dólar ahorro', un 'dólar bolsa', un 'dólar petróleo', etc., lo que estás admitiendo es no tener una moneda nacional", afirmó el analista Christian Buteler. "Sin precios de referencia, con emisión constante, con inflación superior al 90%, la mayoría ajustará por el dólar más alto y tendrás otro salto inflacionario sin el sinceramiento del tipo de cambio", dijo.

"Considerando la situación internacional de la demanda -afectada por posible recesión en países desarrollados y en China- junto con la tendencia de mayor suba de tasas, consideramos que resulta atractivo liquidar la cosecha de soja durante este mes", sostuvo el agente de liquidación y compensación Neix.

"Las altas expectativas inflacionarias (cerca del 100% para 2022) continúan repercutiendo en la demanda por activos que ajustan por CER (inflación). Los bonos CER de mayor duración, como el 'TX26' y 'TX28' registraron un retorno cercano al 5% en la semana (pasada), mientras que los bonos con vencimiento en 2024 fue de 4%", dijo Paula Gándara, jefa del área de gestión de carteras de Adcap Asset Management.

"Se está hablando mucho de un plan de estabilización, pero en esta situación es complejo. Hay cuestiones en estudio dentro del equipo económico, pero no con una idea terminada y consensuada. Se van tomando medidas con el objetivo de desacelerar la inflación", dijo Agustín D’Attellis, director del BCRA, quien adelantó que septiembre tendrá una inflación en línea a julio (7,4%) y agosto (7%).

"Mes deslumbrante para Argentina, sobre todo para el engrosamiento de las reservas, uno de los principales objetivos en torno a lo acordado con el FMI, a pesar de los efectos colaterales sobre la base monetaria (...) Tras la aprobación (política) de la revisión con el FMI, el apoyo que se obtuvo de Estado Unidos y el aumento de las inversiones en nuestro país de las principales empresas estadounidenses, no fueron suficiente para apaciguar el tipo de cambio (alternativo)", afirmó Ayelen Romero, ejecutiva de Rava Bursátil.

La noticia "de que Argentina recibirá el próximo tramo de su acuerdo con el FMI ha provocado que se reduzcan los riesgos de la deuda a corto plazo. Pero el Fondo aún no ha abordado el tipo de cambio sobrevaluado, que podría convertirse en un problema más adelante", dijo un reporte de Capital Economics.

"La incertidumbre local es tan alta que resulta sólo una necesidad formal realizar pronósticos con decimales sobre la evolución de las variables económicas en un año", reportó VaTnet Research.

"Mientras tanto, las autoridades esperan acelerar el financiamiento interno con tasas reales positivas y nuevos canjes. Las recientes medidas trasladaron el stress financiero potencial para noviembre en adelante", agregó.

Dejá tu comentario