Dolphin entra en el mercado de tarjetas

Economía

Marcelo Mindlin y sus socios utilizarán las sucursalesde Edenor para vender tarjetas de crédito. El grupo Dolphin -a través de su controlada Dolphin Crédito SA- compró 45% del capital de GST, dueña del Banco de Servicios y Transacciones (BST), cuya actividad principal es la emisión de la tarjeta VISA a través de la red Credilogros. El banco no tiene sucursales, pero la marca tiene unas 35 bocas de venta, a las que se sumará la treintena de puntos de atención al público que opera Edenor en todo el país.

Dolphin -cuya «hermana» Pampa Holdings es accionista principal de Edenor, Transener y las centrales hidroeléctricas Los Nihuiles y Loma de la Lata- pagará u$s 13,6 millones por el mencionado 45% de GST y hará un aporte de fondos de otros u$s 13 millones para capitalizar la empresa y darle mayor capacidad de otorgar préstamos.

Credilogros, como muchas otras emisoras de tarjetas regionales, apunta a los sectores socioeconómicos medio-bajos y bajos, que no están bancarizados y -a escala mundial e históricamente- son los más rentables y los de menor incobrabilidad.

En la operación también queda involucrada PYSSA, una empresa que había comenzado a desarrollar Dolphin justamente para entrar en el mercado de los préstamos al consumo, pero que aún no tenía operaciones ni marca para su hipotético plástico. La firma se fusionará con GST y se utilizarán todos los desarrollos informáticos en los que Dolphin venía trabajando desde hacía algunos meses.

  • Contacto

    El paquete accionario, tras la operación, quedará con Dolphin Crédito como poseedor de la primera minoría con 45%; otro accionista minoritario, ABUS -que no fue identificadotendrá 15%; el restante 40% quedará en manos del grupo de fundadores del BST, los ex Banco Río Pablo Peralta, Roberto Ruiz y Roberto Domínguez, que además conservarán el management de la firma por decisión de los hermanos Mindlin (Marcelo y Damián) y Gustavo Mariani, que son quienes manejan el grupo Dolphin/Pampa.

    Según una fuente de la compradora, «hace tiempo veníamos mirando el mercado de los créditos al consumo, con la idea de salir con un producto propio. Sin embargo, tuvimos contacto con la gente de Credilogros, que tienen un gran expertise en el negocio, y nos gustó la propuesta. Además, el banco viene creciendo 100% anual en operaciones».

    Credilogros nació como una división de BBVA Banco Francés para atender el sector no bancarizado; en marzo de 2005 el banco se la vendió al Banco de Servicios y Transacciones y al Grupo ST.

    Actualmente, Credilogros opera en el segmento de préstamos personales (máximo $ 15.000; repago hasta 36 meses; ingresos mínimos demostrables de 400 pesos; al 31 de marzo pasado, su cartera en este rubro ascendía a $ 78,8 millones), tarjeta de crédito (comercializa VISA Clásica e Internacional; cartera al 31 de marzo de $ 15,3 millones; 23.543 plásticos habilitados y activos; casi 85% de las tarjetas son de alcance sólo nacional). También tiene planes sueldo, cajas de ahorro y acceso a cajeros automáticos de la red Banelco.
  • Dejá tu comentario