Dudan en frenar más capitales

Economía

El control al ingreso de capitales que se implantaría en la plaza está aún siendo debatido en el gobierno. Divide las aguas entre el Ministerio de Economía y el Banco Central. Roberto Lavagna afirmó hace pocos días que «la medida está en estudio», pero en el BCRA aseguran que «no hay datos significativos que demuestren un gran ingreso de capitales especulativos». La última decisión en este sentido en teoría la tiene el Palacio de Hacienda sobre cómo y cuándo aplicarlo.

El último dato concreto que existe es el correspondiente al primer trimestre de 2005, que divulga el BCRA a través del informe sobre el mercado cambiario. Allí se destaca que «la inversión de cartera de no residentes» ascendió entre enero y marzo a u$s 561 millones. La cifra es prácticamente idéntica a lo que ingresó durante todo 2004 (u$s 579 millones) y ya supera lo de 2003 (u$s 509 millones). Esto significa que hubo una significativa aceleración de fondos de aquellos inversores que desean realizar inversiones de portafolio. Es materia discutible, por supuesto, si el monto es grande o pequeño.

Este mayor ingreso de capital que busca invertir en acciones y bonos locales contrasta con el ingreso de inversión directa de no residentes.
En los tres primeros meses no llegó siquiera a la mitad respecto de la de cartera, ascendiendo a sólo u$s 206 millones.

No sólo están ingresando más dólares para inversiones de corto plazo (como se supone son las del mercado bursátil). Al mismo tiempo se produjo una caída en la salida de dólares del país. En los tres primeros meses del año se fugaron sólo u$s 159 millones, bajo la modalidad de «formación de activos externos del sector privado no financiero».
En el mismo período del año pasado, esa fuga había llegado a los u$s 924 millones, es decir seis veces más.

La situación del mercado cambiario en las últimas jornadas también generó la voz de alerta. El martes, el Banco Central tuvo una intervención récord en 2005 al comprar u$s 120,5 millones y se observó un nivel récord de negociación histórica en el mercado cambiario, donde se transaron cerca de u$s 350 millones. Se nota una aceleración en el ingreso de dólares por parte de los exportadores, pero también más ingreso de capitales que buscan aprovechar la salida del default.

Esta presión que genera el ingreso de divisas empuja a la cotización del dólar a la baja, que sólo es controlado por la intervención del BCRA. La estrategia de Economía es imponer más restricciones que desalienten el ingreso de fondos, que en su mayoría se posicionan en activos nominados en pesos (bonos ajustables por CER y acciones).

Dejá tu comentario