Cómo será el régimen de estímulo a la economía del conocimiento

Economía

La medida contempla que las firmas tendrán libre disponibilidad de dólares por el 30% del incremental de sus exportaciones, según la información obtenida por Ámbito.

El equipo económico se apresta a anunciar este lunes por la tarde un régimen cambiario especial para la industria del conocimiento, una de las “fábricas de dólares, según señalan en la cartera que conduce Sergio Massa. La medida contempla que las firmas tendrán libre disponibilidad de dólares por el 30% del incremental de sus exportaciones, según la información obtenida por Ámbito.

Las ventas externas de este sector llegaron a los u$s6.442 millones el año pasado, según datos de Argencon, la entidad que nuclea a empresas de software y servicios profesionales. Se constituye así en el tercer complejo exportador del país, detrás del agro y el automotor. Se estima que en el año en curso se podrían alcanzar o superar los u$s 7.000 millones en exportaciones.

Para fomentar las inversiones, el régimen que elaboró el Ministerio de Economía exceptúa el requisito de liquidación en el Mercado Libre de Cambios de hasta un 20% de las divisas que pudieran ser ingresadas en concepto de inversión extranjera directa. Los proyectos de inversión, no inferiores a u$s 3 millones deben estar destinados a infraestructura, bienes de capital y capital de trabajo.

Este beneficio del 20% se puede aplicar al pago de capital e intereses de pasivos comerciales o financieros con el exterior; al pago de utilidades y dividendos que correspondan a balances cerrados y auditados; a la repatriación de divisas de no residentes, o a las inversiones alcanzadas por el Régimen.

Las empresas pueden adherir al nuevo Régimen hasta el 30 de junio de 2023 y cuentan con 24 meses para llevar a cabo las inversiones desde la aprobación del proyecto, prorrogables hasta por otros 2 años.

Incentivo a la industria del conocimiento

ECONOMIA DEL CONOCIMIENTO.jpg

Con el propósito de incentivar las exportaciones, para las divisas ingresadas por las ventas externas netas incrementales, las empresas acceden a un 30% de libre disponibilidad de los dólares que deben destinar al pago de las remuneraciones de personal en relación de dependencia. Se busca evitar que los recursos potenciales para trabajar en estos sectores de la economía, se fuguen al exterior.

Otro beneficio consiste en la transferencia por única vez, del bono de crédito fiscal sobre las contribuciones patronales, exclusivo para las empresas inscriptas al régimen, que realicen exportaciones que representen, al menos un 70% de la facturación anual.

Los datos sectoriales arrojan que existen 455.000 puestos de trabajo asociados a los servicios basados en el conocimiento, cifra que implicaba el año pasado cerca de 7,3% del empleo privado nacional.

De acuerdo con las previsiones de los directivos de la industria del conocimiento, la aplicación de políticas adecuadas permitiría llegar a u$s15.000 millones anuales de exportaciones en 2030.

Dejá tu comentario