5 de septiembre 2006 - 00:00

El gasoil, todavía sin respuesta

El gasoil sigue faltando y todo indica que los problemas que ello ocasiona, más que atenuarse, irán en aumento. La demanda del sector agropecuario se mantendrá constante (este mes termina la cosecha gruesa y empieza la siembra de trigo). En octubre habrá paradas técnicas escalonadas en casi todas las refinerías. Esso decidió ayer subir 2% el precio al público del producto en el sur y sudoeste del Gran Buenos Aires. La escasez es más notoria en algunas provincias y ya hay pronunciamientos de las autoridades. Ante este panorama, el gobierno reclamó ayer inversiones a las petroleras para garantizar la demanda. Un pedido clásico. Pero con precios congelados y a niveles significativamente más bajos que los internacionales, parece difícil vislumbrar una solución a corto plazo.

Julio De Vido
Julio De Vido
El ministro de Planificación, Julio De Vido, reclamó ayer a las empresas petroleras que concreten « inversiones» para incrementar la oferta de combustibles en el mercado local. Esta fue la primera respuesta oficial a la escasez de gasoil que se viene acentuando en la última semana y que podría agravarse en octubre, por paradas técnicas en las refinerías.

Al faltante o la cuotificación en gran parte del país, se sumó ayer la decisión de Esso de subir 2% el valor al público del producto, en el sur y sudoeste del Gran Buenos Aires, incluyendo La Plata, Ensenada, Berisso, Quilmes y Avellaneda. Según un vocero de la empresa, el aumento sólo afecta a 13% del gasoil que comercializa, y en todos los casos el valor quedaría por debajo del más alto que aplican las competidoras en las mismas zonas.

  • Pretensión

  • Al hablar durante un acto en Casa de Gobierno, en el que se anunció la licitación para adquirir trenes doble piso para el ferrocarril Sarmiento, De Vido dijo que el gobierno pretende un fuerte «incremento de los niveles de destilados en nuestras destilerías, actualmente en manos privadas, pero requiriendo que las empresas hagan las inversiones necesarias para poder producir la cantidad de combustible que esté a la altura» de las necesidades del país.

    Sin embargo, desde la óptica empresaria se opina que con los precios congelados y a niveles significativamente más bajos que los internacionales, es muy difícil que se amplíe la capacidad de producción de las refinerías. Por otra parte, se estima que si se importa gasoil se perdería alrededor de $ 0,75 por litro para poder venderlo en el mercado interno a los valores actuales, por lo cual las petroleras se niegan a recurrir a esa salida.

    La escasez de gasoil es más notoria en algunas provincias, por lo cual hay quejas y pronunciamientos de las autoridades. En Jujuy, el gobierno solicitó y obtuvo de la Justicia un recurso de amparo que ordena a Repsol YPF, Petrobras, Shell y Refinor garantizar el normal abastecimiento de combustibles, en especial de gasoil.

    Por otra parte, ayer trascendió que a partir de octubre habrá paradas técnicas escalonadas de casi todas las refinerías de país, lo que acentuaría las estrecheces en el suministro, y obligaría a las empresas a importar aunque sea en pequeño volumen.

    En setiembre, además, termina la cosecha gruesa y empieza la siembra de trigo, por lo cual la demanda de gasoil se mantiene constante por parte del sector agropecuario. Para explicar las dificultades, analistas afirman que algunas de las petroleras que producen gasoil no están siguiendo el crecimiento de la demanda.

    Por esta razón, si bien algunas de ellas afirman que están entregando sus volúmenes históricos, éstos no resultan suficientes para atender el aumento de las ventas. Según datos oficiales, en los primeros siete meses del año, las ventas en el mercado interno crecieron 6,8%.

  • Más incrementos

    En el mismo período, las ventas de Repsol YPF subieron 8,5%, las de Esso 12%, las de Shell 1,9%, las de Petrobras se redujeron levemente (-0,24%), mientras que las empresas agrupadas como «otras» ( blancas, Refinor, Sol y Dapsa) tuvieron un aumento de 7,8%.

    Dentro de un mercado divididoentre pocos actores, los problemas vuelven a revelar también malestar entre las partes. En Petrobras dijeron ayer: «Estamos cumpliendo con nuestros compromisos y nuestra red está abastecida, pero la demanda crece y ya no es responsabilidad nuestra porque no somos líderes en el mercado».

    Por su parte, un vocero de Repsol YPF destacó que la empresa aumentó su participación en las ventas de gasoil desde 46,1% en los 8 primeros meses de 2001 a 56,5% en el mismo período de este año. «Tampoco se puede pedir a una empresa que abastezca 100% de la demanda», agregó la fuente.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar