FMI bajó previsión de crecimiento para Latinoamérica

Economía

El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó a la baja las perspectivas de la economía de América Latina y el Caribe y calculó que el producto interior bruto (PIB) de la región crecerá un 2,0 por ciento en 2014 y un 2,6 por ciento en 2015.

Esto supone una revisión a la baja de 0,5% y 0,3% con respecto al informe publicado en abril por este organismo. El FMI publicó su Actualización de Perspectivas de la Economía Mundial, informe en el que se incluyen los datos de la región.

El Fondo Monetario Internacional también revisó a la baja las perspectivas de la economía mundial y situó el crecimiento mundial para 2014 en 3,4 por ciento.

"Esto se debe a las secuelas de un primer trimestre flojo, particularmente en los Estados Unidos y a las perspectivas menos optimistas en varios mercados emergentes", señala el informe. El FMI prevé un crecimiento mundial en 2015 del 4,0 por ciento, "dado que en ciertas economías avanzadas se prevé un crecimiento más fuerte el próximo año".

En cuanto a las economías de mercados emergentes y en desarrollo, el FMI proyectó que el crecimiento descenderá a 4,6 por ciento en 2014 y que posteriormente aumentará a 5,2 por ciento en 2015.

El Fondo Monetario Internacional advierte de que las economías de mercados emergentes "pueden enfrentarse a un empeoramiento repentino de las condiciones financieras y a un cambio de sentido de los flujos de capitales en el caso de que variara la actitud de los mercados financieros".

Muchas de estas economías también se enfrentan al "riesgo de que a mediano plazo persistan los factores que debilitan el crecimiento", añade el FMI en su informe. En Brasil, "las condiciones financieras más restrictivas y la continua debilidad de la confianza de las empresas y los consumidores están frenando la inversión y moderando el crecimiento del consumo", prevé el FMI.

La organización que dirige la francesa Christine Lagarde calcula que la economía brasileña crecerá un 1,3 por ciento en 2014 y un 2,0 en 2015, lo que supone una revisión a la baja del 0,6 por ciento en ambos casos con respecto a su informe de abril.

En el caso de México, el Fondo Monetario Internacional proyecta que el debilitamiento del sector de la construcción y la recuperación más lenta en Estados Unidos "desacelerarán el crecimiento en 2014 en relación con el pronóstico previo".

La economía mexicana crecerá un 2,4 por ciento en 2014, un 0,6 por ciento menos de lo previsto en abril, y un 3,5 por ciento en 2015, la misma alza que ya proyectaron entonces.
El FMI añade en su informe que el crecimiento mundial más débil de lo previsto para el primer semestre de este año demuestra que sigue siendo "prioritario" elevar el crecimiento efectivo y potencial en la mayoría de las economías.

Sin embargo, el Fondo Monetario reconoce que en el caso de muchas economías emergentes, "en vista de las vulnerabilidades externas, y en algunos casos del escaso margen de maniobra de la política macroeconómica, las opciones de política para apoyar el crecimiento, de ser necesarias, son más limitadas".

También destaca en su informe que "en muchas economías, tanto avanzadas como de mercados emergentes, se necesitan urgentemente reformas estructurales para afianzar el crecimiento potencial o para lograr un crecimiento más sostenible".

Dejá tu comentario