Hoy definen cheque cuota para sacar plazos fijos del "corralito"

Economía

El directorio del Banco Central definirá hoy en una reunión especial el funcionamiento del esquema de cheque cuota, que servirá para utilizar los plazos fijos reprogramados dentro del «corralito» bancario. Ya está definido que estos certificados podrán utilizarse para comprar bienes registrables (como inmuebles o autos cero kilómetro), cancelar cuotas de créditos y también para pagar impuestos.

Aunque la normativa por parte de la entidad que preside Mario Blejer se dará a conocer formalmente mañana, es probable que recién el lunes de la semana próxima ya esté operativo el sistema.

El nuevo cheque cuota funcionará de la siguiente manera:

• Los plazos fijos en pesos y en dólares que quedan reprogramados pueden transformarse en cheques cuota, a pedido del ahorrista
.

• Para utilizar este sistema, los plazos fijos en dólares deberán transformarse a pesos al tipo de cambio de 1,40.

• La emisión de los nuevos cheques cuota (o certificados) se realizará por el importe de cada vencimiento de capital e intereses del plazo fijo
.

• Con los cheque cuota podrán comprarse bienes registrables. En el caso de departamentos, se admitirá para la compra tanto de nuevos como de usados. En cambio, para autos, motos o barcos sólo se admitirán operaciones con productos nuevos (por ejemplo autos cero kilómetro). El Central intenta evitar operaciones ficticias que sólo busquen trasladar el dinero de un banco a otro.

• El certificado podrá transferirse entre bancos, pero sólo en el caso de una operación concreta. Por ejemplo, si se compra un departamento, el plazo fijo saldrá del banco del comprador a la entidad que disponga el vendedor
. No estará permitido, en cambio, cambiar de banco el plazo fijo si no se efectúa una compraventa.

• Con los plazos fijos también podrán pagarse créditos. Los depósitos en pesos servirán para cancelar deudas que hayan sido tomadas en moneda local. Con los plazos fijos pesificados podrán cancelarse deudas en dólares, ahora pesificadas uno a uno.

• La única restricción para cancelar deudas bancarias con dinero inmovilizado es que la operación se haga dentro de la propia entidad. Para cancelar una cuota de un crédito hipotecario pesificado en el banco A debe utilizarse un plazo fijo también pesificado que esté en el banco A. No puede echarse mano a un depósito reprogramado en el banco B
.

• Para el pago de impuestos, directamente hay que solicitar al banco el descongelamiento de los fondos necesarios para transferirlos a la Administración Federal de Ingresos Públicos. Por ahora, se puede utilizar para vencimientos atrasados y de febrero inclusive.

• Deudas bancarias

El esquema puede funcionar sobre todo en el caso de quienes tienen deudas bancarias. Por ejemplo, las constructoras ya están mostrando interés por recibir plazos fijos para la venta de inmuebles, por que esos fondos sirven para cancelar deuda adquirida con los bancos. En cambio, será más complicada reactivar la demanda en el mercado minorista. Pero no es la única alternativa de lo que puede hacerse con los plazos fijos. Los ahorristas inmovilizados también podrán comprar un bono en dólares o en pesos, cuya devolución quedará a cargo del Estado.

Además, se mantiene la posibilidad de esperar el plazo dispuesto en la reprogramación. Para las colocaciones en pesos, ya el mes que viene comienza la devolución de los fondos, para las colocaciones más pequeñas.

En el caso de los plazos fijos pesificados, se mantiene el cronograma que se había fijado inicialmente para las colocaciones en dólares. Es decir que comenzarán a cobrar en 12, 18 o 24 cuotas (según el monto) desde enero de 2003.

La intención del equipo económico es que la mayor cantidad de ahorristas posibles elija la opción de pasarse a los bonos que emitirá el Estado. De esta forma, aseguran, será más simple adelantar los plazos para la devolución del dinero. Según los cálculos, sería necesario que cerca de 50% de los ahorristas opte por la opción de bonificar su depósito para que también se pueda adelantar la devolución del dinero.

Dejá tu comentario