Inédito: ahora Uruguay vende más carne que la Argentina

Economía

Durante enero, Uruguay exportó 4.400% más carne que la Argentina. Fueron 24.749 toneladas vendidas por el país vecino contra 543,8 toneladas colocadas por exportadores locales.

El hecho insólito se generó por el freno impuesto a las exportaciones de carne vacuna con las demoras prolongadas en la emisión de los Registros de Exportación (ROE) que debería emitir la Oficina de Control Comercial Agropecuario (ONCCA).

Si bien la tendencia se venía perfilando, la paralización casi total de los permisos concedidos por el gobierno argentino dio lugar a esta situación impensada hasta 2005. El año pasado, sin embargo, con la suspensión de las exportaciones argentinas, la imposición de cupos y restricciones permitió a los exportadores uruguayos ganar terreno en el mercado internacional hasta posicionarse como referentes de carne de calidad.

Las ventas externas de carne de Uruguay totalizaron 1.109 millones de dólares durante el año 2006, lo que equivale a un aumento de 24,1% con respecto a 2005, mientras la faena de vacunos alcanzó los 2.588.557 cabezas. En volumen se llegó a exportar 512.620 toneladas peso res con hueso o bien 314.000 toneladas peso producto.

«Esto representa un récord absoluto», reconocía oportunamente el Instituto Nacional de Carnes (INAC). En efecto, las colocaciones aumentaron 25% con respecto al año 2005, y el sector de la carne se afirmó con una participación de 28% en la balanza comercial uruguaya.

  • Cuentagotas

    La Argentina, en tanto, sólo exportó 543,8 toneladas durante enero con registros de exportación concedidos con cuentagotas o a fines de 2006 contra ventas externas de 109.954,9 toneladas durante enero del año anterior. El destino mayoritario fue Marruecos, contra una variedad de destinos habituales que prácticamente no recibieron carne argentina durante el primermes del año ( Latinoamérica, Africa, Oriente Medio y Europa).

    Uruguay vivió durante los años 2005 y 2006 una situación de estrechez de oferta similar a la que en Argentina provocó la restricción en las exportaciones de carne y la intervención de los mercados internos: aumento del consumo, mayores ventas externas y pocos animales para satisfacer la demanda. Los uruguayos fueron concientizados por el gobierno de Tabaré Vázquez acerca de que debían dejar de consumir carne vacuna para que ésta pueda ser exportada ya que genera casi 40% de los ingresos por exportaciones del país. Así lo hicieron, comenzaron a consumir más carnes sustitutas (cordero, pollo) y facilitaron el incremento en las ventas externas.
  • Dejá tu comentario