Un senador fueguino propuso reducir el IVA para el gas, la luz y el agua

Economía

Blanco propone una reducción que abarque a todos los consumos pero en particular se incluye la baja de la alícuota diferencial que se aplica a "las ventas de gas, energía eléctrica y aguas reguladas por medidor", fijada en el 27%.

Pablo Daniel Blanco, senador fueguino de Juntos por el Cambio presentó un proyecto para reducir el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en servicios esenciales. En su cuenta de Twitter comunicó el envío del proyecto en el que resaltó la necesidad de "aliviar a los sectores más vulnerados".

La iniciativa ya presentada plantea la modificación en el artículo 28 de la Ley de IVA (23.349) que busca una reducción progresiva del impuesto. "La alícuota del impuesto será del diecinueve por ciento (19%) a partir del 01/01/2023, será del diecisiete por ciento (17%) a partir del 01/01/2025 y del quince por ciento (15%) a partir del 01/01/2027", expresa el proyecto.

Blanco propone una reducción que abarque a todos los consumos pero en particular se incluye la baja de la alícuota diferencial que se aplica a "las ventas de gas, energía eléctrica y aguas reguladas por medidor", fijada en el 27%. Para estos casos, el senador de Juntos por el Cambio propone bajarla al 25% a partir de 2023, al 23% desde enero de 2025 y finalmente al 21% a partir de 2027.

En el escrito, explica las razones: "En nuestro país la inflación es un impuesto no legislado que hace un daño terrible a los más pobres. Hace 18 años que Argentina la padece siendo una de las más altas del mundo. Otro impuesto que hace un gran daño y que sí forma parte de los legislados, es el Impuesto al Valor Agregado (IVA), tributo regresivo como ninguno porque representa una mayor carga para los consumidores e individuos de menores ingresos".

"Se han realizado estudios de todo tipo y, en general, se concluye claramente que el impuesto pagado en proporción del ingreso disponible resultará menor en el sector más acomodado de la población y mayor en los sectores de ingresos bajos. Cuanto más elevados sean los impuestos regresivos, más contribuirán a la desigualdad social ya que éstos representan mayor carga para los más pobres que para los ricos.", agregó.

"Hace 25 años que se prometen ayudas a los más necesitados y el impuesto que más los castiga es el único que nunca disminuye, por el contrario, se lo aumenta.

Por ello considero que es necesario disminuir progresivamente la alícuota del impuesto hasta llegar al cabo de 6 años al quince por ciento (15%) de alícuota, similar a la establecida a fines de los 80 y principios de los 90. De esta manera se aliviará a los más necesitados que destinan prácticamente la totalidad de sus ingresos ala compra de alimentos y bienes de primerísima necesidad", concluyó el senador.

Dejá tu comentario