La actividad cortó en abril racha de 13 meses de crecimiento

Economía

El Gobierno explicó que la retracción se debió a la sequía. El campo cayó 30,8%. Se espera que por la devaluación vengan más meses de menor producción.

Después de 13 meses de crecimiento, la economía mostró las primeras señales de recesión. En abril tuvo una caída del 0,9% con relación a igual mes del año pasado, que el Gobierno adjudica a la sequía que afectó a las principales zonas agropecuarias del país durante el verano pasado.

Así lo informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), al dar los datos el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE), serie que se aproxima a los datos del Producto Bruto Interno (PBI). Con relación a marzo, el EMAE bajó 2,7% mientras que en el año mantiene un crecimiento del 2,4% acumulado.

Los datos oficiales revelan que en el cuarto mes la actividad de Agricultura, Ganadería, Caza y Silvicultura se desmoronó 30,8% en forma interanual, seguida por Transporte y Comunicaciones, con el 0,8%, y servicios comunitarios, personales y sociales, con el 0,6% interanual.

La producción del campo tiene la más alta ponderación dentro del índice, al explicar el 3,78% del total. Esa cifra hizo que el indicador general diera para abajo a pesar de que la mayoría de los sectores todavía mostraba cierto dinamismo. En contraposición, el comercio mayorista, minorista y reparaciones; la industria manufacturera y las actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler fueron las que mejor rendimiento mostraron.

Según fuentes del Palacio de Hacienda, la caída se puede adjudicar al efecto de la sequía" ya que se estima que excluyendo al agro, la actividad económica en el resto de los sectores creció 3,3% respecto de abril de 2017. De los 15 sectores que releva el INDEC, 12 se mostraron con números positivos.

La pesca fue lo que más creció, con una mejora interanual de 10,8%. Le siguieron construcción, con un alza del 10,2%, y la intermediación financiera, con una mejora del 9,4% respecto de abril del año pasado.

La explotación de minas y canteras mostró un crecimiento del 5,9% seguido de la actividad de comercio mayorista y minorista, con una mejora del 5,5%. El sector de actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler mostró un alza del 5% en comparación con abril de 2017, mientras el resto de los sectores creció en forma mucho más leve.

La industria manufacturera registró una suba interanual del 3,1% mientras la actividad de hoteles y restaurantes alcanzó una mejora del 1,5% y la utilización de electricidad, gas y agua registró un alza interanual del 2,8%.

Con menores tasas de crecimiento figuraron la actividad de servicios sociales y de salud con un alza del 2%, la enseñanza mejoró un 1,5%, mientras la administración pública y defensa tuvo una leve alza del 0,1%.

Aun así, tanto el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, como su par de Producción, Dante Sica, ya anticiparon públicamente y en charlas con empresarios que la actividad económica va a caer en el segundo y tercer trimestre del año, y que se va a recuperar en el último. La merma tiene como origen, más allá de la sequía, el fuerte ajuste devaluatorio de la moneda que hubo durante fines de abril y mayo, y que recién ahora el Banco Central, con Luis Caputo a la cabeza, está pudiendo enfriar.

Dujovne aspira a que la economía quede en terreno positivo en 2018, por lo menos en el 0,4%, en línea con lo acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Pero confía en que sea del 1,5%. Para ello se están elaborando medidas para evitar que se desomorone el andamiaje. Sica anticipó a empresarios que se estudian créditos para capital de trabajo, y para sostener la actividad exportadora de las pymes, para así aprovechar las ventajas competitivas que dejó la depreciación del peso frente al dólar.

En lo relacionado con el campo, un informe de Investigaciones Económicas Sectoriales (IES) señala que entre enero y abril pasados la producción total de maquinaria agrícola habría tenido una merma del 1,1% respecto de 2017, con 6.550 equipos fabricados.

Se destacan los equipos pequeños frente a los grandes.

En cuanto a las ventas en el primer cuatrimestre, sobresale la caída de cosechadoras con el 16,3%, mientras que los tractores habrían tenido un avance en este lapso de 8,3%, aunque con una fuerte desaceleración de las ventas en marzo y en abril.

Dejá tu comentario