La AFIP alivia ahora presión sobre inmuebles

Economía

Se difundieron ayer modificaciones a los requisitos para controlar los inmuebles de alta cotización, por los que se eleva el piso de expensas de $ 400 a $ 600 y limita al propietario o locador la presentación de datos fiscales.

Las modificaciones hechas por la AFIP están contenidas en la resolución general 2207/07 publicada ayer en el Boletín Oficial.

La nueva disposición establece la obligatoriedad de los administradores de consorcios de informar los datos de propietarios de departamentos de más de 100 metros cuadrados y de terrenos en countries de más de 400 metros cuadrados, y que paguen más de $ 600 de expensas.

  • Explicación

    La resolución modifica la 2159/07 que había fijado el monto de esas expensas en $ 400, y según explicó el miércoles el titular de la AFIP, Alberto Abad, «el monto de las expensas es muy importante» porque define claramente el valor de la propiedad. «No es lo mismo un departamento de 100 metros cuadrados en Liniers que en Recoleta», ejemplificó.

    La otra modificación importante, también precisada por el titular de la AFIP, es que ahora sólo el propietario del inmueble sujeto a control o en su defecto el inquilino, deberá presentar su CUIT o CUIL, y no la totalidad de los ocupantes de la vivienda como establecía la resolución original.

    La norma implementa un régimen informativo que deberáncumplir los administradoresde «countries», clubes de campo y de chacra, barrios cerrados, barrios privados, edificios de propiedad horizontal y otros, respecto de los importes en concepto de expensas, contribuciones para gastos y otros análogos.

  • Nuevo monto

    La modificación puntual conocida ayer sustituye la expresión «dos mil cuatrocientos pesos» por la de «tres mil seiscientos pesos», que corresponde a las expensas mensuales de $ 600 durante un semestre, que hacen un total de $ 3.600.

    La segunda modificación dispone que deberá informarse la Clave Unica de Identificación Tributaria (CUIT) o, en su defecto, Código Unico de Identificación Laboral (CUIL) o Clave de Identificación (CDI), o en caso de no poseerse, tipo y número de documento de identidad del propietario o el titular del contrato de alquiler.

    Establece además que cuando se trate de extranjeros que no cuenten con los datos referidos, deberá informarse el número de pasaporte del involucrado.

    Las disposiciones de esta resolución general tienen vigencia a partir del segundo semestre calendario del año 2006, inclusive.
  • Dejá tu comentario