11 de julio 2024 - 10:24

La inflación de los trabajadores fue del 5,1% en junio: qué rubros motorizaron la suba

Según un informe elaborado por la UMET, la inflación interanual alcanzó el 282,7% y la suba acumulada solo en el primer semestre del año fue del 88,3%. Las tarifas, lo que más impactó.

Según la UMET, la suba de precios aumentó la desigualdad. 

Según la UMET, la suba de precios aumentó la desigualdad. 

Reuters

La inflación de los trabajadores se aceleró 0,4 puntos frente a mayo y alcanzó en junio una suba del 5,1%. En tanto, el ingreso per cápita familiar se contrajo 15,1% interanual en el primer trimestre de 2024.

La inflación interanual llegó a 282,7% y la suba acumulada en el primer semestre del año fue de 88,3%, según el informe que releva mensualmente el Instituto de Estadística de los Trabajadores (IET) de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) y el Centro para Concertación y el Desarrollo (CCD) a partir de una canasta de consumos de este segmento. En tanto, los precios de servicios como electricidad, gas y agua traccionaron al alza la dinámica general.

"De modo similar a los últimos cinco meses, la desaceleración de la inflación en junio estuvo asociada a dos factores: la estabilidad del dólar nominal (que volvió a subir en torno al 2% mensual), y que la inflación internacional (precios de importaciones y expor-taciones) mostró una tendencia declinante, en especial los precios en dólares de los cereales y oleaginosas, que tienen un gran impacto (directo e indirecto) sobre la inflación doméstica", asegura el informe.

Por concepto, la medición estuvo motorizada por Vivienda, que subió un 10,7% en el mes, principalmente por las alzas de electricidad y gas; y transporte que trepó 5,1 por ciento, destacándose alzas en subte y naftas. El resto de los capítulos también marcaron subas, aunque por debajo del promedio mensual. Entre ellas se destacan comunicaciones que aumentaron 4,5%, el rubro educación subió 4,4% en el mes, recreación y cultura aumentó 3,7%.

Un poco menos acelerados se ubicaron equipamiento del hogar (+3,3%), Indumentaria y calzado (+3,1%), Alimentos y bebidas (+3%) y Salud (+2,2%).

inflacion supermercados precios mayoristas consumo
Las tarifas impactaron en el mes de junio en el aumento de precios general

Las tarifas impactaron en el mes de junio en el aumento de precios general

Qué dice el relevamiento sobre los salarios

La contracara del aumento de precios se refleja también en los salarios. "En primer lugar, llama la atención la severa suba de la desigualdad, medida a partir del coeficiente de Gini del ingreso per cápita familiar. Esta métrica va de O a 1, siendo O una situación de perfecta igualdad (es decir, donde todos los ingresos se reparten exactamente del mismo modo) y luna de perfecta desigualdad (en donde un individuo se apropia de todo el ingreso generado). En el primer trimestre de 2008 el coeficiente de Gini alcanzó el valor de 0,467, el más alto desde 2008, y una suba considerable respecto a 2023 (0,446)", comienza la segunda parte del informe.

“En promedio, el ingreso per cápita familiar de los hogares se contrajo 15,1% interanual en el primer trimestre de 2024. Todos los estratos de ingreso perdieron contra la inflación, lo que augura una notable suba de la pobreza y la indigencia cuando el INDEC dé a conocer las mediciones en septiembre”, asegura el documento y alerta que “ las caídas fueron mucho más profundas en los estratos más pobres que en los más acomodados. En el decil 1 (10 por ciento de menores ingresos), el poder adquisitivo cayó 26,1 por ciento interanual, mientras que en el decil 10 (10 por ciento de mayores ingresos) un 11,3 por ciento. Es por ello por lo que la desigualdad subió y alcanzó el mayor nivel desde 2008”.

Para los analistas, “las razones detrás de este comportamiento diferenciado en los ingresos reales están asociadas a los ingresos laborales, que componen más del 75 por ciento de los ingresos de las familias y son la principal fuente de ingresos en todos los estratos sociales, incluso en los más pobres. Los ingresos del trabajo mostraron un patrón disímil entre los ocupados más vulnerables y los más pudientes: mientras que los ingresos laborales reales en el 10 por ciento más pobre se contrajeron 31,9%, la caída fue de un dígito en el 20% de mayores ingresos”.

Y, según detallan en el informe, “esto se debe a que la recesión afecta proporcionalmente más los ingresos de los trabajadores menos calificados, por lo general más sujetos a trabajos precarios y con alta volatilidad en las horas trabajadas, que suelen ser muy procíclicas. A su vez, la baja del impuesto a las Ganancias a fines de 2023 favoreció mucho más a los trabajadores de los deciles 9 y 10 que al resto. Esto explica por qué en este estrato la caída del poder adquisitivo fue mucho más moderada”, comentaron.

Dejá tu comentario

Te puede interesar