Marcha la UOM en reclamo de 35%

Economía

La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) se movilizará por primera vez en la administración Kirchner: hoy al mediodía habrá una marcha hacia el Ministerio de Trabajo y a la sede de la empresa Techint (la compañía más emblemática del sector), en reclamo de aumentos salariales de 35% para los casi 200.000 empleados que están afiliados a ese sindicato. El gremio de Antonio Caló exige un salario mínimo inicial de $ 1.600 para todas las empresas del sector, sin importar el tamaño o la actividad, lo que implicaría además un pago de 8 pesos la hora (uno de los más altos de toda la industria, luego de la automotriz).

La UOM se convierte así en el primer gremio de importancia cercano al gobierno y encuadrado en la CGT oficial de Hugo Moyano, en rebelarse contra el pacto del camionero y el Ejecutivo para garantizar un techo nominal de aumento salarial para este año de 19,5%. Con su pretensión, los metalúrgicos confirman el desconocimiento de los datos inflacionarios que promociona el gobierno para todo 2008 y que no superarían 10% anual.

Las protestas de la UOM comenzaron ayer, luego de la finalización de la conciliación obligatoria dictada por la cartera que maneja Carlos Tomada, al suspender las actividades en las plantas una hora diaria por turno; medida que continuará hasta el viernes entre las 11 y las 12; de 16 a 17 y de 2 a 3 de la mañana.

El programa de protestas continuará hoy a las 11, cuando la UOM concentre a su gente en el Correo Argentino, para después movilizarse a la sede de Trabajo en Leandro N. Alem 650. Después marcharán hasta la sede de Techint, en Catalinas.

La modalidad del plan de lucha variará a partir del sábado 24 hasta el viernes 30 de mayo, cuando en cada hora de trabajo los metalúrgicos paralizarán las tareas durante 15 minutos.

  • Rechazo

    La UOM entró en conflicto con el sector empresario en los últimos días de abril al ser rechazada su pretensión de lograr un salario de 1.600 pesos. Inmediatamente, el Ministerio de Trabajo dispuso una primera conciliación obligatoria y posteriormente dicto una prórroga por cinco días hábiles más, que finalizó el miércoles pasado.

    Pese a las conversaciones con la cartera laboral por destrabar el conflicto (realizó una audiencia entre las partes el miércoles con resultados negativos), la UOM respaldadapor el congreso nacional extraordinario de delegados decidió recomenzar el plan de lucha a partir de ayer. El último acuerdo salarial firmado en 2007 entre el gremio y el sector empresario que benefició a más de 200.000 trabajadores de la actividad, culminó el pasado 30 de marzo. Los paros de la UOM alcanzaron ayer a grandes empresas como Techint y Peugeot, y a sectores como los autopartistas, acero, metalmecánica, electrodomésticos, aparatos eléctricos y metalúrgicas de todo tamaño. La mayoría de los representantes del sector privado asegura que de aprobarse un aumento salarial de 35%, su rentabilidad estaría seriamente afectada si no se permite un aumento discrecional de precios o se cierran las importaciones desde Brasil y China.

    Donde fue suspendido el paro también anunciado para ayer, fue en el sector de la alimentación, donde el gremio había anunciado otro plan de lucha que fue suspendido al dictar el Ministerio de Trabajo la conciliación obligatoria por un período hábil de 10 días a partir de las 20 de ayer. Durante este lapso, la Federación Trabajadores de Industrias de la Alimentación (FTIA) y la cámara empresaria del sector tendrán que continuar con las negociaciones mañana a las 15 en la sede de Trabajo en una reunión organizada por la viceministra Noemí Rial.

    En el caso del sindicato de Rodolfo Daer, los reclamos implican un salario mínimo de $ 1.700 y un alza promedio general de 36%. El ex titular de la CGT en los días de Carlos Menem, anunció además que el gremio sesionará hoy desde las 16 en la sede del sindicato, para decidir una movilización en fecha a determinar hacia la cámara empresaria, ubicada en Córdoba y Uruguay.
  • Dejá tu comentario