Marzo se deglute todo el trimestre

Economía

Borrón y cuenta nueva... la corta semana siguió con la presencia del demonio de las bajas y fueron tres ruedas, que valieron por cinco.

Nada menos que 6,2 por ciento de caída en el Merval, rematando en la víspera con un derrape de algo más de 2 por ciento y colocando al índice decididamente habitando la centena inferior.

Solamente 1.364 puntos, pareciendo casi como un ensueño que pocas semanas antes se estuviera por arriba de los 1.600 puntos. Nada quedó del movimiento alcista en torno a los bonos, y marzo significó el punto de ignición: donde se quemó toda la ganancia obtenida por el Merval en 2005.

•Circunstancias

Un juego de variables, fatídicamente aliadas, constituye la trama de un mes donde el mercado recibió fuertes desagios.

Ayer, con menos volumen y en algo más de $ 60 millones, colocando la última piedra adversa en medio de otros mercados de la región, que también sufren, ahora, del mal de las tasas.

Un tema de orden global, sumado a varios de corte local, la «gordura» que se había conseguido en meses anteriores, generaron un gráfico de caída a pique ante la presencia de oferta firme y una demanda que dio el paso hacia atrás dejando a la plaza sin sustento alguno.

Hasta dónde puede proseguir la búsqueda de un piso sólido será la incógnita detrás de los feriados y cuando llegó oportunamente un descanso largo, para evitar la seguidilla negativa.

Dejá tu comentario