Mejor Brasil: elimina impuestos para atraer inversión extranjera

Economía

Decidido tras los últimos sondeos favorables para su reelección, Lula no duda en adoptar medidas para atraer capitales. En esa dirección eliminó el impuesto a las ganancias para los que compren bonos brasileños. Chile anticipó que adoptará una medida similar. Son decisiones que, en definitiva, les permitirán bajar la tasa de interés que deben pagar por endeudarse. Hasta Chávez hace quince días eliminó el impuesto al cheque. Aquí se sigue presionando con más impuestos y alejando inversiones. Un tema saliente sirve como ejemplo: el país tiene 12% de inflación anual y no se permite a las empresas ajustar los balances. Esto las obliga a pagar ganancias que, en realidad, no tienen porque son subas de precios. Son reformas que aún están muy lejos, lamentablemente, de ser encaradas por el gobierno del presidente Néstor Kirchner.

Brasilia - La exención de impuestos puede atraer a Brasil u$s 4.000 millones en inversiones extranjeras en títulos públicos durante 2006, estimó ayer el secretario del Tesoro, Joaquim Levy, tras explicar los alcances de los nuevos beneficios impositivos para los inversores foráneos. Lo mismo estaría por implementar Chile, según lo señaló desde Miami Luis Felipe Jiménez, coordinador de Finanzas Internacionales y Mercado de Capitales del Ministerio de Hacienda trasandino al decir que «estamos preparados para remover el impuesto de 35% sobre las ganancias de capital».

En el caso de Brasil, según el decreto impulsado por el ministro de Hacienda, Antonio Palocci, publicado ayer en el «Diario oficial de la Unión», los inversores extranjeros no tendrán que pagar más la tasa de 15% sobre el rendimiento de los títulos públicos federales comprados como inversión definitiva (sin compromiso para la reventa en el mercado secundario). «El objetivo de la medida es atraer capitales para financiar nuestra deuda interna», afirmó el ministro de Planificación, Paulo Bernardo.


• Beneficios

Las inversiones de extranjeros en fondos de acciones de pequeñas empresas también estarán exceptuadas de ese mismo gravamen.

La medida mejorará la composición de la deuda, ya que Brasil podrá alargar los plazos y al mismo tiempo favorece la reducción de los intereses,comentó el presidente del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES),
Guido Mántega.

El nuevo decreto también elimina el cobro de la llamada Contribución Provisional sobre Movimientos Financieros, un impuesto a las transacciones financieras, en las compras de acciones en oferta pública.
Hasta ahora esta exención sólo estaba vigente en operaciones dentro de la Bolsa de Valores de San Pablo.

En la actualidad, los capitales extranjeros mantienen en cartera bonos de la deuda pública dentro de Brasil por u$s 5.000 millones.
Levy afirmó que no le sorprenderíasi a fin de año ese monto llegara más o menos a u$s 9.000 millones y provoque la caída de las tasas de intereses que el gobierno paga por su deuda. El funcionario prevé además que la preferencia de la demanda extranjera se concentrará en papeles con intereses prefijados y títulos indexados a la inflación, a mediano plazo.

La nueva serie de medidas puede representar un ingreso adicional de u$s 4.000 millones en fondos extranjeros para este año y de u$s 10.000 millones en 2007.

Alemania, la Argentina, Francia y México ya cuentan con medidas semejantes, recordó Levy, al calificar como «natural» que inversionistas extranjeros tengan un trato diferencial en este mercado de deuda.

Los inversionistas radicados en Brasil seguirán pagando una tasa del impuesto sobre la renta que varía entre 15% y 22,5% anual.

Fuerte suba de Bolsa y del real por anuncio subieron, incluidas las de Petrobras, que avanzaron 4,79%, a 43,12 reales. Bradesco, el banco privado más grande de Brasil, ganó 7,26%, a 88,70 reales, luego de anunciar que crearía una unidad especial para banca de inversión.

Dejá tu comentario