Méndez será enlace de UIA y gobierno cuando deje cargo

Economía

Héctor Méndez, actual presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), será casi con seguridad el nexo con el gobierno cuando en mayo deba ceder su cargo al metalúrgico Juan Carlos Lascurain. Así lo acordaron los miembros de su lista interna, la «Celeste y Blanca», tras recibir presiones desde la Casa Rosada que fueron adelantadas por este diario el 22 de enero pasado. Méndez, además, y a pedido del gobierno, formará parte de la «mesa chica» de la UIA cuando deje la presidencia.

No fue la única presión que funcionó: en sentido inverso, la poderosa COPAL (que agrupa a las cámaras de empresas alimentarias) está analizando reemplazar a Alberto Alvarez Gaiani como su representante en el Comité Ejecutivo de la UIA por «sugerencia oficial». La razón: el enojo con el veterano dirigente por su oposición a la política de controles de precios. A la COPAL le corresponde una de las vicepresidencias, y el lunes -en reunión plenaria- podría designarse quién tomará el lugar para el que ya había sido designado Alvarez Gaiani.

«Nos tomó de sorpresa; fue un balde de agua fría», le habría dicho a Méndez uno de los integrantes del gabinete nacional, al enterarse de que iba a ocupar una vocalía. Al asombro -explicable, dada la buena relación del industrial plástico con el gobierno- le siguió la acción: hubo varios llamados a las figuras clave de la lista «Celeste y Blanca» (a la que pertenece Méndez) para tratar de llevarlo a un puesto más alto.

Sucede que la «mesa chica» de esa agrupación no había consultado con Méndez la conformación de su mitad de la lista de futuras autoridades. La otra mitad -incluido el presidente y el viceprimero, que será el Techint Luis Betnaza- la nombra por acuerdo de alternancia la lista «Industriales».

Ante este «ninguneo», Méndez montó en cólera con Héctor Massuh, Federico Nicholson (Ledesma), Miguel Acevedo (Aceitera General Deheza) y Alvarez Gaiani, a quienes les recriminó haberlo ignorado y relegado a una posición inferior en la lista. Le respondieron con el ejemplo de que Alvarez Gaiani, al dejar la presidencia hace dos años, también había pasado a ser vocal. A Méndez no lo habría satisfecho el argumento, y se pasó el verano enemistado y sin verse con sus compañeros de conducción, a pesar de vacacionar casi todos en el mismo balneario.

De todos modos, y al margen de las internas que recorren las entidades empresariales, es un hecho la voluntad oficial de influir en la designación de sus autoridades.

La posible salida de Alvarez Gaiani (que según otros empresarios alimentarios dejaría también la presidencia de la COPAL en octubre) tiene más que ver con su discurso anticontrol de precios que con una supuesta falta de apoyo de su sector, aun cuando es público que Luis Pagani, titular de Arcor (la mayor alimentaria del país) le había retirado su soporte hace tiempo. Incluso -tras una negociación con Paolo Rocca-, y a pesar de que COPAL es «Celeste y Blanca», Arcor se pasó con armas y bagajes a «Industriales», motorizada por Techint.

El discurso de Alvarez Gaiani le ganó un poderoso enemigo: el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, quien prefiere conversar con Méndez, sobre todo después de que éste admitiera «haberse equivocado» cuando criticó los «precios convenidos». Moreno habría sido la punta de lanza en la ofensiva del gobierno para desplazar a Alvarez Gaiani, pero en la UIA todavía se interrogan si detrás de él hay «alguien más» (léase Julio De Vido o incluso el mismo Néstor Kirchner).

Habría sido también el propio ministro de Planificación quien pidió que se reconsidere la posición que ocupará Méndez a partir de mayo; de ahí que los líderes de la «Celeste y Blanca» le aseguraran que estará en el grupo reducido en el que se cocinan estrategias y se toman las decisiones.

Lascurain y Betnaza los acompañarán como vice el «Industriales» José Ignacio de Mendiguren (textiles) y José Luis Basso (autopartistas); los «Celeste y Blanca» Massuh, Nicholson y un representante de COPAL que hasta hoy es Alvarez Gaiani. Adrián Kaufman Brea (Arcor) será el tesorero; Juan Carlos Sacco (gráficos; Celeste y Blanca), el secretario.

S.D.

Dejá tu comentario