Cómo descontar facturas sin necesitar un banco y por qué es importante

Economía

Desde INVOITION, una de las herramientas online más simples y utilizadas por profesionales y pymes para el descuento de facturas de crédito, nos cuentan cómo es el proceso.

Una actualización al régimen de Facturas de Crédito Electrónicas MiPyME crea el “Sistema Abierto” e incorpora al escenario de financiamiento productivo a través del descuento de facturas a los bancos desde el 1 de abril, una medida positiva que amplía el espectro sin dudas. Sin embargo en la Argentina, tal como sucede en términos generales en toda Latinoamérica, dicho escenario da un espacio fundamental suplementario a herramientas financieras online como INVOITION. Desde la plataforma nos explican por qué sucede este fenómeno.

La plataforma opera ya hace 2 años, desde la reglamentación de la Ley de Financiamiento productivo y ya dispone de 8.000 usuarios recurrentes. Permite a cualquier MiPyME, sin importar su tamaño, niveles de facturación o situación crediticia, abrir una cuenta online en el momento, auto gestionarla, descontar Facturas de Crédito y recibir los fondos dentro de las 24hs. Además, no tiene ningún costo fijo ni de mantenimiento. Es la herramienta ideal para complementar la operatoria y el financiamiento de las MiPyME.

Operar en esta Fintech no requiere de ningún conocimiento específico en la materia, ni de disponer o saber operar cuentas comitentes, o depender del sitio de AFIP para poder funcionar dado que la plataforma tiene conectados sus sistemas a Caja de Valores, AFIP, financiadores y otras entidades de infraestructuras necesarias, lo que permite resolver todo por defecto, lo único que una persona necesita es abrir una cuenta online.

Desde la empresa aseguran que cerca del 90% de sus usuarios ya tienen cuenta bancaria a la cual necesitan complementar y que un 15% de los mismos migró por completo su operatoria a la plataforma, incluida la recepción y envío de transferencias dado que la herramienta, además de ser pionera y útil para el descuento simplificado de facturas, es billetera virtual corporativa interoperable con todo el sistema financiero de manera ilimitada e inmediata.

“Si bien el nuevo escenario esperado a partir del 1 de abril que permite la operatoria desde el Home Banking de bancos, esperamos un incremento de la operatoria en nuestra plataforma que cumplirá un rol suplementario al de los bancos” menciona Bruno Cosentino, CEO de la plataforma. Esto se deberá a varios motivos que toda MiPyME debería tener en cuenta.

“El primero de ellos tiene que ver con el proceso de implementación. Desde el 1 de abril las MiPyME ya deberán definir al momento de la emisión si enviarán sus Facturas de Crédito al descuento o cobro a través de un Agente de Depósito Colectivo, como INVOITION, o el Sistema Abierto bancario.

Si se selecciona este último método, la FCE automáticamente se mueve al Sistema Abierto bancario para su supuesto descuento o cobro cuando queda aceptada, corriendo el riesgo de que, mientras el banco de cada MiPyME no desarrolle sus funcionalidades de descuento, la FCE quede atrapada dentro de dicho entorno, truncando la operación si tiene fines de financiamiento, llevando a las empresas y profesionales a buscar alternativas, suplementos para el rescate de dicha FCE”.

“Por otro lado, tal como sucede hoy con los cheques, para la FCE habrá cierto volumen de operaciones financiables por el sistema financiero tradicional, esto dependerá en gran medida de la línea de crédito de la MiPyME misma, su situación de pagos, si dispone deuda previsional, e inclusive de si cada banco tiene calificada la línea de crédito del futuro pagador de la Factura, la Gran Empresa Cliente de la MiPyME, por lo que hay un enorme volumen restante que se cursaría fuera de los bancos por fuentes alternativas.

De hecho, esto es algo que ya ocurre desde hace dos años, cuando quedó operativo el régimen. La gran mayoría de las MiPyME usuarias de INVOITION tienen un banco, pero no reciben el financiamiento necesario, lo que provoca que se vuelquen a la Factura como instrumento de crédito. Otro 18% restante, simplemente no desea operar todo por un banco”.

El tercer punto para destacar es la gestión de la FCE. Llegar a descontar una FCE es sólo una parte que depende de un seguimiento de los respectivos estados, fechas y saldos de esta, entre otras cosas, un aspecto que las MiPyME tiene resuelto dentro de INVOITION, pudiendo tener un seguimiento en tiempo real de la Facturas desde mucho antes de ser descontada, permitiendo entender los tiempos, plazos de aceptación, montos negociables, disponer de ofertas, recibir notificaciones, buscar en un historial, entre muchas otras cosas.

Por último, las plataformas como INVOITION, ya tienen un ecosistema electrónico trazado con muchas de las Grandes Empresas del listado, a quienes les confían la operatoria para sus proveedores desde hace un buen tiempo y por donde esperan seguir operando con el objetivo de obtener mayores beneficios para sus proveedores de manera masiva.

Por ejemplo, INVOITION cuenta con su propio programa de patrocinio de Facturas de Crédito, que se aplica a las cadenas de proveedores de grandes empresas otorgándoles mejores condiciones de financiamiento, tasas bonificadas, inmediatez, trato preferencial vía chat, entre otras muchas cosas.

Dejá tu comentario