Al debate: bajar impuestos en los productos exclusivos de mujeres

Economía

Pedido formal de que la reforma tributaria que impulsará el Poder Ejecutivo en el Presupuesto 2021 tenga en cuenta nuevas categorías sobre cómo se cobran los impuestos de acuerdo a las conformaciones familiares "monoparentales".

El camino para revertir las brechas de género, que se traducen en desigualdades entre varones y mujeres, pueden tener diferentes perspectivas. Aplicar esta mirada en el sistema tributario, aunque no es la más popular, es una de las maneras de desarmar las inequidades. Ese fue el punto de partida que motivó la elaboración de una propuesta que ya tiene en su poder la Subsecretaría de Ingresos Públicos con un pedido formal de que la reforma tributaria que impulsará el Poder Ejecutivo en el Presupuesto 2021 tenga en cuenta nuevas categorías sobre cómo se cobran los impuestos de acuerdo a las conformaciones familiares “monoparentales”.

La propuesta fue presentada por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad de Buenos Aires, presidido desde hace un año por Gabriela Russo, la primera mujer en la historia de la institución en llegar a ese cargo. La modificación más importante para construir un sistema tributario más equitativo es la introducción de un nuevo concepto: la “familia monoparental”, que contempla aquellas personas que afrontan “en solitario” el cuidado de hijos o adultos mayores. Además de crear esta nueva categoría, la propuesta detalla modificaciones para el impuesto a las Ganancias; al consumo; a los débitos y créditos; y el monotributo.

Sobre Ganancias, la propuesta incluye que se dupliquen el monto de las deducciones actuales para las familias monoparentales y que se les permita deducir gastos destinados al cuidado y personal de casas particulares. Propone también que la normativa se extienda a convivientes (y no solo a “cónyuges”) y que se avance en un esquema de incentivos para una mayor contratación de mujeres en cargos jerárquicos “reduciendo el impuesto a la distribución de utilidades”.

La modificación de los impuestos al consumo, que tienen el mayor peso relativo en la recaudación respecto del PBI (7,3% en 2019), propone una deducción en dos sentidos: para la nueva categoría familiar, propiciar una baja del IVA en productos destinados a la primera infancia; y en general, la reducción de los tributos en los productos de uso exclusivo de las mujeres, como anticonceptivos, toallas femeninas y otros productos de gestión menstrual. No es la primera vez que se habla de la eliminación del IVA en los productos utilizados en la menstruación, porque la organización Economía Femini(s)ta lleva adelante una campaña desde 2015 con este reclamo, que incluyó la presentación en el Congreso Nacional de un proyecto de ley para avanzar en la eliminación de ese tributo en esos productos.

Para el “régimen simplificado de pequeños contribuyentes”, conocido masivamente como monotributo, el Consejo propone “establecer un tratamiento especial para monotributistas a cargo de familias monoparentales”, que podría consistir, por ejemplo, “en la posibilidad de la deducción de ciertos gastos de cuidado y/o educación de las niñas y niños y adultos mayores a los efectos de la categorización en el régimen o bien, en abonar un impuesto integrado menor al del resto de los contribuyentes”.

Además de estos puntos, la institución también propone la que se extienda la formalización de trabajadoras de casas particulares a partir de “reducir o eximir del pago de las contribuciones patronales”.

Extender la cobertura de la seguridad social es uno de los últimos puntos del documento presentado a los funcionarios nacionales. Allí se propone “promover la contratación de personas humanas que tienen a su cargo familias monoparentales y mujeres, en general, mediante reducciones de las contribuciones patronales por un tiempo determinado”. El reconocimiento de una “licencia por parentalidad” también forma parte de este apartado, que busca que “ambos responsables del menor a cargo puedan distribuir las tareas que hacen al cuidado de estos y tengan las mismas posibilidades de reinserción laboral o continuar con su carrera laboral”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario