24 de noviembre 2003 - 00:00

No fue reflejado todo lo ocurrido

No fue reflejado todo lo ocurrido
Si miramos el contexto internacional en el que nos estamos moviendo, 1,43% que perdió el Dow en los últimos cinco días merced a 0,09% que avanzó el viernes último al cerrar en 9.628,53 puntos parece decir que el mercado está mirando hacia otro lado. Que "algo pasa" lo reflejan nítidamente la suba que tuvieron los bonos del Tesoro a los que un segmento del mercado utiliza cada tanto como "refugio", el desplome del dólar frente a la moneda europea y la japonesa, y la firmeza del precio del oro y del petróleo. En realidad, esta aparente "resistencia" de las acciones a traslucir más acabadamente la realidad no es sino un reflejo de la capacidad de alargar o acortar los horizontes de inversión que tienen los tenedores de acciones y que no se muestra de manera directa en los precios de las acciones, sino en el devenir del comportamiento de los inversores. Otra forma con la que se manifiesta este fenómeno pasa por el volumen operado, magro durante toda la semana pasada, pero especialmente el viernes último, cuando no se produjo el habitual empinamiento de órdenes que genera el vencimiento de los contratos de opciones a futuro e índices.

Si tenemos en cuenta que tanto los datos de la macroeconomía muestran que la situación no sólo está mejorando, sino que este mejoramiento se acelera día a día, y que las empresas cotizantes -salvo excepciones- han presentado números y panoramas auspiciosos, podría parecer que la "prevención" de los inversores no es muy racional. Pero cuidado: no por nada el mercado se está preparando para algo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar