Nuevas medidas sobre créditos para viviendas

Economía

El Banco Central definió nuevas medidas para tratar de darles más impulso a los créditos para la compra de inmuebles. Básicamente, la entidad procura que los bancos puedan fondearse con mayor facilidad a largo plazo para dar este tipo de financiamiento.

Según se explicó ayer, el BCRA aprobó una serie de modificaciones para el proceso de originación y administración de los créditos hipotecarios. La idea es que todos los préstamos se otorguen con cláusulas prácticamente idénticas. ¿Cuál es el objetivo? Permitirles a los bancos mayor facilidad para vender dichas hipotecas a través del proceso conocido como «securitización». Consiste en agrupar préstamos que respaldan la emisión de un bono o un fideicomiso, lo cual a su vez permite reducir de manera notoria la tasa de interés para el tomador de los fondos.

Los bancos que más activos mostraron en esta área en los últimos dos años fueron el Banco Hipotecario (a través de las cédulas hipotecarias) y el Río, que ya emitió varias series de letras hipotecarias. Ambas entidades están entre las más activas en el segmento de préstamos para la compra de inmuebles.

  • Stock bajo

    Si bien el otorgamiento de créditos hipotecarios está subiendo, no tiene la misma dinámica que el resto de las líneas del mercado bancario. En términos interanuales, el incremento asciende a 18,5%, con un stock total de $ 10.331 millones, muy bajo en relación con los valores de la década pasada. Del otro lado están los créditos para consumo, que acumulan una suba interanual de casi 80%. Claro que se trata de financiaciones de corto plazo (entre uno y dos años promedio) y montos mucho menores.

    El gran problema que siguen teniendo los préstamos hipotecarios es la dificultad del público para acceder a ellos, debido sobre todo al alto costo del metro cuadrado de un inmueble, que en muchos barrios y ciudades está por encima de los valores de la convertibilidad (en dólares). El gobierno intentó en octubre, a través de una gestión polémica del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, una salida para esta situación, al negociar con los bancos una nueva línea de créditos para inquilinos. Sin embargo, resultó un fracaso debido a que el público que alquila no está en su gran mayoría en condiciones de pagar la cuota mensual del alquiler, debido a que el salario resulta insuficiente.

    Ya desde la década del 90 los bancos cuentan con un «manual» con las características que deben tener los préstamos con garantía hipotecaria para avanzar en la «securitización». Pero los cambios que se definieron en los últimos meses para el otorgamiento llevaron a una actualización. Por ejemplo, ahora se contemplan aquellos créditos otorgados a través del sistema de «scoring», que permite a los bancos no requerir un comprobante de sueldo como es tradicional, sino inferir el ingreso mensual del potencial cliente según otras variables, por ejemplo, gastos de la tarjeta.

    Según detalló ayer un comunicado del BCRA, la medida se enmarca «en la política general de contribuir al incremento del crédito de largo plazo y propender al desarrollo y fortalecimiento del mercado de capitales».
  • Dejá tu comentario