Sin México, OPEP y aliados prolongan recortes de producción petrolífera durante julio

Economía

Argumentan que la medida es necesaria para estabilizar el mercado petrolero durante la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo( OPEP) y sus aliados decidieron prolongar los actuales recortes de producción durante el mes de julio para sostener los precios del crudo en los mercados. Lo harán sin México, que se opone a la medida.

"Todos los países participantes (...) acordaron prolongar la primera fase de ajustes de producción de los meses de mayo y junio durante un mes más", indicó a través de un comunicado conjunto.

Tras un acuerdo alcanzado el 12 de abril, los países de la OPEP y sus aliados decidieron retirar del mercado, del 1 de mayo a finales de junio, 9,7 millones de barriles diarios (mbd), es decir, alrededor del 10% de la oferta mundial antes de la crisis, para enfrentar una caída de la demanda sin precedentes a causa de la pandemia del coronavirus.

En la extensión de este sábado, México dijo que ya no participará, pues se acata al acuerdo hecho en abril, puesto que ya ha cumplido su palabra.

El arma habitual de los 13 miembros de la OPEP, cerrar el grifo para sostener los precios, fue utilizada este año con un vigor inusual. Inicialmente, el recorte debía suavizarse a partir de julio y situarse en 7,7 mbd, hasta diciembre.

"Hay otros países que extendieron hasta julio la reducción. Les dijimos que no, que mantenemos el acuerdo firmado en abril. No hay problema", dijo la secretaria de Energía de México, Rocío Nahle, durante una visita a un complejo petroquímico en el estado mexicano de Veracruz (oriente).

Algunos analistas y observadores apostaban por una prórroga más larga, hasta después del verano o incluso hasta final de año.

El desconfinamiento ya activo en muchas partes del mundo no ha hecho que el consumo de crudo vuelva a su nivel anterior a la crisis, que ya era inferior a la oferta en ese momento.

México ya había descartado el viernes cualquier nuevo recorte. "No podríamos ajustar más nuestra producción", señaló el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien criticó sin nombrarlos a los países que "no han cumplido cabalmente" sus compromisos.

Rusia y Arabia Saudita, los dos pesos pesados de la alianza OPEP+, desencadenaron una corta pero intensa guerra de precios tras el fracaso de las negociaciones anteriores a principios de marzo. Según los cálculos del proveedor de datos Kpler, el cártel ampliado redujo su producción alrededor de 8,6 mbd en mayo, es decir, un 11% menos que el volumen previsto.

"Felicito a la OPEP+ por alcanzar un importante acuerdo que llega en un momento clave, a medida que la demanda de petróleo continúa recuperándose y las economías reabren en todo el mundo", reaccionó el secretario de Energía estadounidense, Dan Brouillette.

Los precios habían alcanzado su punto más bajo histórico alrededor del 20 de abril, cruzando el umbral de los 15 dólares para el Brent y pasando incluso en negativo para el WTI.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario