Nueva etapa para importar: se terminan los pagos anticipados, pero habrá excepciones

Economía

Este lunes comienza a regir el nuevo sistema de importaciones. Por demoras en la implementación, la consultora Abeceb estima un "parate" de compras al exterior de al menos u$s1.500 millones.

A partir de este lunes comienza a regir el nuevo sistema de importaciones (SIRA) que reemplaza al anterior (SIMI). La última resolución publicada por el Banco Central da cuenta de que podría implicar el fin de los pagos anticipados y de los cupos, aunque habrá excepciones. Por los plazos para ajustar sistemas y para que las empresas aprendan a usarlo, la consultora Abeceb estima un “parate” de importaciones que podría implicar al menos u$s1.500 millones.

Según fuentes de consultoras y cámaras empresarias, el SIRA implicará mayores controles, y aunque hay expectativa de una mejor administración de los dólares, temen por mayores “discrecionalidades”. Hay dudas sobre promesas que Economía le hizo a las empresas, como los beneficios a pymes, que no figuran en la letra chica, por lo que esta semana comienzan a desfilar las cámaras empresarias por la Secretaría de Comercio. El primer encuentro fue el viernes pasado con la Unión Industrial (UIA).

Acceso a los dólares

A partir de este lunes entra en vigencia el nuevo sistema importador SIRA. Fue oficializado el miércoles de la semana pasada en el Boletín Oficial, y luego fue el turno del Banco Central de realizar las adecuaciones, a través de la comunicación 7622. En lo que se refiere al acceso al mercado de cambios, estableció: “Las entidades podrán realizar pagos de importaciones de bienes a operaciones asociadas al SIRA en la medida en que el pago se concrete una vez cumplido el plazo en días corridos, contados a partir de la fecha del registro de ingreso aduanero de los bienes”.

Fernando García Martínez, experto en comercio internacional, explicó: “Desaparecieron cupos y categorías, pero no hay, salvo excepciones, pagos anticipados y a la vista con fondos del MULC con débito a la cuenta”.

Con el nuevo sistema, se crea una “cuenta corriente única de comercio exterior” en el Banco Central, en la que los importadores deberán registrar todas las operaciones en pesos de venta de moneda extranjera para cancelar los pagos de las operaciones. Además, el sistema incluye la posibilidad de cancelar los pagos con moneda extranjera en “tenencia propia”, una opción que empiezan a analizar cada vez más empresas. Para el caso de las SIMI en estado de “salida”, se les mantienen las mismas condiciones, pero entran a correr todos los nuevos monitoreos.

Con los cambios, para acceder al dólar oficial de $150, el importador deberá informar en el sistema el plazo estimado de acceso al MULC para pagar las importaciones, y es la Secretaría de Comercio quien definirá el acceso, luego de nacionalizados los bienes. Este cambio es central: antes, existían los “cupos mensuales” para las SIMI A, en los que se podía pagar anticipado, contra embarque o contra nacionalización, aunque las empresas optaban por el pago anticipado.

La empresaria Carolina Castro, dirigente de la Unión Industrial, afirmó que la ventaja del SIRA es la previsibilidad: “No es lo mismo un escenario de restricción y escasez en el que no sabes lo que de van a dar y cuándo, versus el mismo contexto pero que sepas cuánto te va a tocar, nos va a permitir planificar”. En diálogo con radio Futurock, agregó: “Es muy importante la previsibilidad en un momento de escasez, tengo esperanza de que funcione”.

Sin embargo, “resta conocerse la letra chica de los plazos que se otorgarán”, informó la consultora Abeceb, del ex ministro de Producción, Dante Sica, muy consultado por empresarios durante su paso por el coloquio de IDEA. Esto ocurre porque los “plazos de expedición” implican que todos los organismos que intervienen en el SIRA tienen un plazo de 60 días para pronunciarse, algo que ya ocurría para las licencias no automáticas, pero no está claro qué ocurrirá con las automáticas, que se aprobaban a las 48 horas.

Facilidades

La resolución del Banco Central implica que habrá bienes que tendrán mayores facilidades. Podrán acceder antes al mercado de cambios en los casos que se cumplan requisitos como: bienes relacionados al Covid 19, productos farmacéuticos, sector automotriz, los destinados para la “elaboración local de bienes necesarios para la construcción de obras de infraestructura contratadas por el sector público” (el caso del gasoducto), entre otros.

También, se podrán acceder a los dólares antes del plazo establecido por el SIRA en casos como: el cliente accede al mercado de cambios con fondos de una financiación otorgada por una entidad financiera local a partir de un crédito del exterior, o cuando el cliente cuenta con una "Certificación de aumento de las exportaciones de bienes", entre otros motivos.

Dado que el nuevo mecanismo importador da de baja las SIMI ya oficializadas u observadas, y las que ya estaban aprobadas tienen que pasar por todos los nuevos controles, además de que las empresas tienen que aprender el nuevo mecanismo y puede llegar a haber demoras en los sistemas operativos, la consultora Abeceb estima un “parate” de las importaciones. “Con todo, habrá un importante freno en las importaciones durante los próximos días de octubre, que podría rondar los u$s 1.500-2.500 millones según estimaciones muy preliminares”.

Dejá tu comentario