Para ahorristas: cómo opera la garantía a los depósitos

Economía

Los plazos fijos pactados a una tasa de hasta 8,75% anual están garantizados. Y para los de un plazo superior a 60 días, esa tasa se eleva a 9,5%. Así lo dispone el Seguro de Depósitos SA (SEDESA), que además incluye en la garantía a los depósitos en cuenta corriente y caja de ahorro en pesos como en moneda extranjera (ver cuadro).

Esta norma, muchas veces desconocida por los inversores, cubre actualmente hasta $ 30.000 o el equivalente en moneda extranjera (entre capital e intereses devengados hasta la fecha de revocación de la autorización para funcionarde la entidad financiera por parte de BCRA). Los que sean por valores superiores, quedarán también comprendidos pero recibirán sólo este monto como tope.

Para respaldarlos existe SEDESA, entidad creada en 1995 cuya tarea principal es administrar el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). Según los últimos datos publicados a fines de enero, el FGD cerró 2006 en casi $ 1.650 millones, monto que en el último año creció 28% debido al incremento de los depósitos en el sistema bancario. Cada entidad debe realizar aportes mensualmente en función a su stock de depósitos.

  • Excepciones

    SEDESA explicita los casos particulares que no se encuentran comprendidos dentro de la garantía:

  • Depósitos pactados a tasas superiores a la de referencia del Central.

  • Plazos fijos transferibles cuya titularidad haya sido adquirida vía endoso, aun cuando el último endosatario sea el depositante original.

  • Imposiciones captadas mediante sistemas que ofrezcan incentivos o estímulos adicionales a la tasa de interés convenida, cualquiera sea la denominación o forma que adopten (seguros, sorteos, turismo, prestación de servicios, entre otros).

  • Depósitos efectuados por personas vinculadas, directa o indirectamente, a la entidad.

    Para cuando las cuentas e imposiciones estén a nombre de dos o más personas el límite de garantía será también de $ 30.000, distribuyéndose proporcionalmente el monto entre los titulares.

    Otro caso es aquel en el que una misma persona posea más de una cuenta en el banco que dejó de funcionar: el total garantizado que podrá ser devuelto no superará el límite general de $ 30.000.

    Cuando se trate de depósitos en moneda extrajera, se tomará su equivalente en pesos según la cotización del tipo de cambio vendedor para billetes del Banco de la Nación Argentina, correspondiente al cierre del día anterior al cese de actividades del banco en cuestión.

    La garantía se hace efectiva 30 días después de la revocación de la autorización para funcionar del banco, siempre y cuando los depositantes cumplan con los requisitos establecidos por el BCRA, que básicamente no son otros que acreditar que son legítimos titulares de los depósitos.

  • Requisito

    A su vez, SEDESA podrá requerir, previo a la liquidación de la garantía, que los depositantes justifiquen el origen y disponibilidad de los fondos depositados a través de constancias que demuestren la verosimilitud de los mismos además de constatar el efectivo ingreso de los fondos a la entidad respecto de cada operación alcanzada por el régimen.

    La creación del SEDESA fue dispuesta por el Ejecutivo en 1995 con el objeto de administrar, como fiduciario, el Fondo de Garantía de los Depósitos. Constituyen este organismo el Estado nacional (a través del BCRA) con una acción mientras que de las restantes 99,9 es propietaria la Caja de Valores.
  • Dejá tu comentario