Para el INDEC, salarios crecieron 18,8% en un año

Economía

Los salarios promedio de la economía crecieron 18,8% en abril frente a igual mes de 2006, según informó ayer el INDEC. Además, en los primeros cuatro meses del año acumulan un aumento de 5,11%, superior a 3% que sumó la inflación oficial hasta abril.

El Indice de Salarios también muestra que las remuneraciones del sector privado no registrado fueron las que más crecieron en los últimos doce meses, totalizando una suba de 22,2%. Le sigue el sector público con 19,4% y el privado registrado con 17,6%. Al analizar la evolución de los salarios durante abril comparándolos con marzo, se obtienen las mismas conclusiones. El promedio de todos los sectores arroja un crecimiento en las remuneraciones de 1,54% en relación con marzo, con alzas de 1,89% en los salarios del sector informal, de 1,62% en el formal y de 1,07% en el empleo público.

Sin embargo, el economista Ernesto Kritz, director de SEL Consultores, explicó que el Indice de Salarios que elabora el INDEC muestra «que los salarios de los informales están por debajo del valor de 2001 y que están atrasados frente a los formales». «Si se toma la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), los salarios en negro y en blanco crecieron al mismo ritmo», agregó el analista. Lo cierto es que los números del INDEC muestran que desde diciembre de 2001 los salarios de la economía avanzaron 97,95% y la inflación lo hizo 97%. Datos que no muestran un avance importante en el poder adquisitivo, sólo indican que se están alcanzando los valores previos a la devaluación.

El sector formal mostró un avance en sus remuneraciones de 136,11%, «lo que muestra una ganancia para el empleo en blanco frente a los salarios previos a la crisis», analizó.

  • Informal

    El informal evidenció un incremento salarial por debajo del nivel de precios, totalizando 72,79%, lo que indica que siguen perdiendo poder adquisitivo. Lo mismo sucede en el caso del empleo público, cuyas remuneraciones aumentaron sólo 50,71% desde diciembre de 2001. En ese sentido, Kritz concluye que «los salarios de la economía ya recuperaron el nivel que tenían antes de la devaluación y que las remuneraciones en blanco están por encima». Pero no dejó de destacar que «la disparidad salarial entre informales y formales no se ha achicado».

    La prueba está en que al analizar el índice salarial de abril correspondiente a los empleados en «negro» y el de los en «blanco», la remuneración de los segundos supera a la de los primeros en 36,6%.

    Más allá de estos resultados, antes de que se dieran a conocer estas cifras, la ministra de Economía, Felisa Miceli, destacó «el aumento del salario real, del poder adquisitivo», por encima de la inflación. También advirtió que, desde el gobierno, «no queremos que la mejora de la economía y el aumento de los salarios se vayan a los precios».
  • Dejá tu comentario