15 de marzo 2023 - 21:07

Pese al cambio de meta de reservas, preocupa a empresarios la falta de dólares

Industriales siguen de cerca los números de la sequía por el impacto que prevén en las importaciones de insumos. Esperan alivio de China o Brasil vía swaps o créditos. Las consultoras estiman que, sin un "conejo de la galera" de Massa, podría haber recesión.

massa uia.jpeg

La decisión del Fondo Monetario Internacional (FMI) de flexibilizar la meta de reservas fue leída como una “buena” noticia por las cámaras empresarias, según comentaron a Ámbito fuentes del sector privado. Sin embargo, no esperan un “alivio” en el acceso al dólar oficial para importaciones, debido a la pérdida de divisas que generará la sequía.

De momento, el acceso al dólar para importar está calendarizado por unos u$s10.000 millones que ya tienen fecha de acceso hasta fin de año, con las compañías que están en el acuerdo de Precios Justos con “acceso inmediato” y “canal verde”. Las consultoras estiman que se necesitarán al menos unos u$s8.000 millones más para evitar caída en la actividad, por fuera del “roll over” de la deuda comercial.

Expectativas empresarias

Fuentes de la Unión Industrial Argentina comentaron: “Nadie piensa en una mejora, porque la flexibilidad del FMI y los menores precios de la energía se van a compensar con las pérdidas por sequía”. De hecho, los mismos empresarios siguen de cerca los datos de la Bolsa de Comercio de Rosario, que estimó que las pérdidas podrían superar los u$s14.000 millones en trigo, maíz y soja.

De todos modos, desde el Ministerio de Economía, que encabeza Sergio Massa, aseguran que no tienen el número final de las pérdidas, debido a que dependerá del clima. “Algunos estiman pérdidas por u$s9.000 millones, otros u$s20.000 millones, el que diga que tiene la certeza miente, porque depende de la lluvia, hasta dentro de 20 días no vamos a saberlo con precisión”, contó una alta fuente del Palacio de Hacienda.

Un empresario de la cámara que agrupa a las alimenticias (Copal) se mostró pesimista a que el cambio en el acuerdo con el FMI favorezca las importaciones: “Lo que podría favorecer son los acuerdos que puedan ir firmándose con otros países, ya sea de swap o préstamos bilaterales. Sabemos que hay gestiones con Brasil, China, Uruguay, India, y Japón, y esperamos que se sumen más”.

Si bien durante la visita del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, se hicieron anuncios que podrían mejorar las importaciones con ese país, todavía no se pusieron en marcha. “Siguen las gestiones”, comentaron fuentes de la Embajada argentina en Brasil.

El tema estuvo presente en el viaje que hizo la semana pasada el secretario de Comercio, Matías Tombolini, junto a su par de Industria, José Ignacio de Mendiguren, para relanzar una comisión de Producción y Comercio con empresarios y funcionarios de Argentina y Brasil. “Va a haber novedades positivas”, comentaron desde Comercio.

De todos modos, en la UIA ven muy lejos el financiamiento de Brasil a más de un año, con garantías, y ampliación del sistema de pagos en moneda local. “Vemos que hay intención política, pero Massa va a tener que sacar algún conejo de la galera, porque está trabado por las burocracias bancarias, para definir el tema de las garantías, la documentación y los colaterals”, explicaron fuentes de la UIA.

Lo que sí ven como más “viable” es que se siga ampliando el swap en yuanes con China. “Ya se está usando y funciona”, contó un industrial. De los u$s 5.000 millones anunciados se pusieron a disposición u$s 3.000 millones, y en los próximos meses podrían estar disponibles otros u$s 2.000 millones”, contó el embajador argentino en China, Sabino Vaca Narvaja. En mayo, Massa viajará a China, y podría avanzarse con la adhesión de Argentina al Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS, conformado por China, Brasil, Rusia, India y Sudáfrica.

Sin oferta adicional de dólares, la consultora Invecq estima que será necesario que los importadores hagan un roll over de la deuda comercial acumulada en 2022, que estiman en u$s10.000 millones y, además, aseguran que será necesario financiamiento adicional por hasta u$s8.000 millones. “Incluso en este escenario, para que cuadre el balance cambiario, la caída de las cantidades importadas devengadas debería rondar el 9% a 11% respecto de los niveles de 2022”, estimaron. Para llegar a eso, desde Invecq creen que podría materializarse o por la recesión, o por mayores restricciones a las importaciones.

En la misma línea, la consultora PxQ de Emmanuel Álvarez Agis estima que, si por la sequía se afectan las exportaciones, implicaría una retracción del 7,5% en las importaciones con respecto a 2022, que por la elasticidad importaciones a PBI, “sería consistente con una caída de la actividad en torno a 3%”.

Sobre este tema, en Economía aseguran: “En el segundo trimestre va a haber medidas para compensar con otros instrumentos la menor entrada de dólares para que no haya caída en la actividad”.

Panorama de SIRA

Con el nuevo sistema SIRA, el Gobierno autorizó importaciones por u$s27.335 millones entre octubre y febrero de este año. Por fuera de los rubros como salud y energía, el sector más beneficiado fueron las empresas que están en Precios Justos, que accedieron a importaciones por u$s3.501 millones, con plazo de aprobación “inmediato”. Sin embargo, lo que está efectivamente “calendarizado” para 2023, esto es, la cantidad de dólares a los que accederán las empresas en determinada fecha, es de u$s9.200 millones, según datos de la semana pasada de la Aduana, que se van actualizando a diario.

Dejá tu comentario

Te puede interesar