16 de diciembre 2015 - 21:36

Pignanelli: "Es una jugada en el límite"

Pignanelli: Es una jugada en el límite
El expresidente del Banco Central de la República Argentina y actual asesor económico del Frente Renovador, Aldo Pignanelli, dialogó con ámbito.com tras la conferencia de prensa del ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, en la que se anunció el fin del cepo cambiario que se inició en 2011. Explicó que la medida del Gobierno dispuesta por el gabinete económico del presidente Mauricio Macri "es una jugada en el límite".

Pignanelli opinó que el dólar libre se ubicará "entre $ 14 y $ 16", aunque admitió que el comportamiento de la divisa "será una incógnita". Tildó de "ajuste ortodoxo" a la devaluación que irá de la mano con la liberación del cepo y que el mismo Prat Gay ubicó en torno al valor del "contado con liqui", que este miércoles cerró a $ 14,26. También consideró de "recesivo" al esquema de tasas de interés altas, tasas que el Banco Central empezó a dejar desregular y liberar en los últimos días.

Pignanelli destacó que el nuevo gobierno "ha bajado mucho la demanda" de los operadores que mueven grandes volúmenes de dólares. Habló de un "corralón" al referirse a los u$s 5.000 millones que se les deben a los importadores y que serán abonadas a través de un cronograma de pagos o de un bono del tesoro. Consideró que esta jugada es "patear a futuro la deuda comercial".

"Siempre tenés en diciembre y enero una demanda adicional por aguinaldo y turismo", advirtió Pignanelli sobre el comportamiento de los compradores minoristas en el corto plazo. Desde la instauración del cepo al dólar, diciembre-enero marca un estrés para el tipo de cambio y se refleja en salto pronunciado en la cotización del dólar blue por la necesidad de viajeros de hacerse con el billete verde en pleno período de vacaciones de verano.

Sobre el impacto en la reactivación de la economía Pignanelli se mostró cauto y descartó mejoras en el corto plazo aunque remarcó que "va a poner en marcha a la producción". Por el lado del consumo, evaluó como limitado el impulso extra a la inflación que pueda aportar una devaluación que rondaría el 50% (diferencia entre el dólar oficial y el liqui) y aseveró que "ya hubo una gran transferencia a precios".

Dejá tu comentario

Te puede interesar