Preocupa nuevo freno de la industria

Economía

Ayer se conoció que la industria creció 6,3% durante mayo, acentuando la desaceleración que se observa en el sector desde hace un año. En esta oportunidad, se sintió el impacto a pleno de la crisis energética que vive el país y de los paros ordenados por gremios disconformes aun con aumentos superiores a 20%. Paradojas de la política oficial: se trata del sectoral que más se intenta beneficiar desde el gobierno con políticas de protección y dólar alto. Pero la falta de medidas de fondo hace esfumar esas ventajas. Por un lado, el gobierno avaló con el titular de la CGT, Hugo Moyano, aumentos salariales que como mínimo son de 16,5%, pero que, en la realidad, incluyendo todos los incrementos, llegan hasta superar 30%. Aun así, se sucedenreclamos y huelgas que afectan la producción.También el congelamiento de tarifas vigente desde el fin de la convertibilidad hizo que ahora el gas y la electricidad se conviertan en un bien escaso. Sólo el sector automotor escapa a este freno que afecta a la industria en general con un incremento en su producción de 40% interanual.

La actividad industrial creció 6,3% en mayo respecto de igual mes de 2006, según informó ayer el INDEC. Para varios economistas consultados, el dato muestra «una desaceleración» frente al aumento de 7,3% que arrojó el sector manufacturero en mayo del año pasado respecto de 2005.

El Estimador Mensual Industrial (EMI) acumuló un crecimiento de 6,6% en los primeros cinco meses del año, mientras para el mismo período de 2006 había avanzado 7,1%.

Los números dan cuenta de que la industria está creciendo más lentamente y algunos analistas dicen que el resultado de mayo, inferior en 0,5 de punto porcentual al de abril (6,8%), es provocado en gran parte por los cortes de gas que las industrias sufrieron ante los picos de consumo desencadenados por la ola de frío de las últimas semanas. También influyeron los paros de actividad realizados en reclamo de subas salariales.

Sin embargo, el economista Aldo Abram, de la consultora EXANTE, dijo que «más allá del impacto que pueda tener el corte en el suministro del gas, no se lo puede usar para justificar el bajo crecimiento de la industria en los meses anteriores».

Abram dejó en claro que «hay algo que va más allá» y encontró la explicación en que «cada vez son más los sectores de la industria que llegan a la frontera potencial de producción y dependen de las inversiones realizadas en los últimos tres años, que lamentablemente no alcanzan para sostener tasas de crecimiento de 9%». Por su parte, Camilo Tiscornia, de Castiglioni, Tiscornia & Asociados, coincidió en sostener que «el tema del gas es importante, pero la industria viene floja desde comienzos de este año. El suministro complicó la actividad en abril, mayo y lo hará también en junio», dijo. Agregó que «hay varios factores» que están generando la desaceleración, tales como el bajo crecimiento del sector alimentos, que subió sólo 2,9% frente a mayo de 2006, «afectado por los problemascon el precio de la carney con los lácteos». Tiscornia también destacó la industria de minerales no metálicos, que creció menos, «influida por la construcción que no viene muy bien».

Es este sentido, el informe del INDEC muestra algunos sectores con caídas en su actividad durante el mes pasado, entre ellos la industria metálica básica (-8,4%) y la de papel y cartón (-3%). Otros aumentaron poco, como tabaco (0,6%), y caucho y plástico (1,4%).

En sentido inverso, la industria automotriz sigue siendo la más pujante, con aumentos de 39,7% en mayo respecto de un año atrás. «Es el sector que tiene mayor capacidad ociosa y tira para arriba el promedio», recalcó Abram.

Por otro lado, el sector textil creció 4,2% en mayo, el de edición e impresión 4,8%, la refinación de petróleo 5% y la rama de sustancias y productos químicos arrojó 6,8%.

Queda claro tanto por los números como por las opiniones de los analistas que la industria se está desacelerando y que no hay sorpresas al respecto. « Estimábamos 6,5% de crecimiento para mayo y para el año vemos 7%», dijo Tiscornia y agregó: «La desaceleración se verifica en la variación mensual desestacionalizada de la actividad, que en los últimos tres meses fue muy baja». De hecho, la industria manufacturera subió sólo 0,4% en mayo frente a abril, 0,5% en abril respecto de marzo y 0,2% en marzo contra febrero.

Dejá tu comentario