Preparan primer pago de nueva deuda

Economía

El gobierno argentino deberá pagar este viernes casi u$s 700 millones a los que aceptaron ingresar en el canje de la deuda. Se trata de dos pagos de intereses que se acumulan desde el 31 de diciembre de 2003, fecha de emisión estipulada para los nuevos títulos, que serán acreditados el 1 de abril.

Según las últimas estimaciones que manejaban en el Ministerio de Economía, este pago en efectivo -que resultó el «atractivo» para los que tenían dudas sobre el canjeascendería a un total de u$s 678 millones. En un principio, la fecha de emisión de los títulos se había estipulado para el 30 de junio de 2004. Al adelantarse en seis meses, hubo un pago adicional de intereses que benefició a quienes aceptaron la oferta.

Este monto involucra a 76,15% de la deudavieja que fue ingresada en el canje. Pero el Palacio de Hacienda anticipó que también se utilizará la capacidad de pago que debía ser aplicada a estos títulos a la cancelación de deuda que cotiza en condiciones normales.

A esta erogación se suman vencimientos de capital con el FMI por u$s 381 millones que también serán cancelados en efectivo, ya que no se espera un acuerdo inminente con el organismo. Esto significa que sólo por estos dos conceptos (pago de los intereses vencidos y cancelaciones con el Fondo), se deberán gastar más de u$s 1.000 millones.


El Ministerio de Economía ya cuenta con recursos suficientes para hacer frente a estos pagos, ya que la Tesorería acumuló más de u$s 1.500 millones a través de la compra de dólares en operaciones en el mercado cambiario. El vehículo para adquirir estas divisas es el Banco Nación.

En cuanto al pago de los intereses
acumulados,en las operaciones a futuro que se están efectuando con los nuevos bonos tanto en la Argentina como en Nueva York, uno de los aspectos que se toman en cuenta a la hora de valuarlos pasa por el pago en efectivo que realizará el gobierno en los próximos días.

La única traba para que se efectúe dicha erogación pasa por la demanda que presentó el fondo «buitre» Elliot -a través de NML Securities- que pretende trabar el canje y la entrega de los nuevos títulos. La medida cautelar que dispuso el juez Thomas Griesa involucró a u$s 7.000 millones en bonos de la vieja deuda que están en Bank of NewYork. La decisión de mañana podría liberarlos definitivamente para ser canjeados, en caso de que el juez decida liberarlos tras la medida cautelar dictada la semana pasada.

Dejá tu comentario