Reestatizó Chávez teléfonos y energía (va por petroleras)

Economía

Caracas (AFP) - Venezuela emprendió las nacionalizaciones en la industrias eléctrica, telefónica y petrolera, a contramano de las privatizaciones adelantadas por América latina en los años 90, resaltaron analistas que consideran que el futuro del experimento es impredecible.

El presidente Hugo Chávez ha comenzado a hacer realidad la promesa del 10 de enero, cuando tomó posesión anunciando nacionalizaciones, y prometiendo «desmontar el Estado burgués» y recuperar para el Estado toda «la industria estratégica».

El lunes a la noche el gobierno de Venezuela firmó un memorándum de entendimiento con la compañía estadounidense Verizon Communications para la compra de 28,51% de sus acciones en la telefónica CANTV por u$s 572 millones.

Ayer la estatal petrolera PDVSA acordó comprar por u$s 105,5 millones la empresa de energía eléctrica Seneca, que opera en la turística isla Margarita, propiedad de la estadounidense CMS Energy Corporation.

  • Memorando

    Como parte de las nacionalizaciones de la industria eléctrica, el 8 de febrero PDVSA y la transnacional estadounidense AES suscribieron un memorando para la compra por parte del Estado de 82,14% de las acciones de la compañía Electricidad de Caracas (EDC) por un monto de u$s 739 millones.

    El gobierno también tomará el control accionario de las cuatro asociaciones estratégicas de PDVSA con transnacionales que operan en la Faja Petrolífera del Orinoco (sur).

    José Guerra, profesor de Economía de la Universidad Central de Venezuela, dijo que en Venezuela los anuncios « estridentes» del gobierno del presidente-Hugo Chávez presagian «un proceso de estatización que va contra la lógica económica que aplican otros países de la región» latinoamericana.

    El académico citó que la paradoja es que al mismo tiempo que el gobierno toma el control de las compañías eléctrica, telefónica y -próximamentepetrolera, «el Estado carece de un sistema de seguridad social y de pensiones».

    La gran pregunta para los analistas es cuánto va a afectar esa política que trata de remontar la era de las privatizaciones: «La única inversión que llega desde el exterior es en la industria petrolera, y ésa está contrayéndose, porque el Estado tiene la potestad de declarar una estatización». Guerra apunta que el gobierno se dio cuenta de que la vía del conflicto mediante anuncios estridentes del presidente « creaba inconvenientes en el mercadoparalelo del dólar y optó por un enfoque de negociación, en búsqueda de acuerdos para precios justos» por la empresas estatizadas.

    Pedro Palma, economista y directivo de la firma MetroEconómica, afirma que la lectura de los mercados financieros ante esa política está por verse: «A pesar de la búsqueda de acuerdos, la negociación que se hizo con Verizon fue desventajosa para la empresa».

    La experiencia de industrias en manos del Estado en Venezuela «es muy poco positiva», recordó citando que CANTV, antes de ser privatizada a comienzos de los 90, era una empresa que prestaba un servicio muy pobre, en la que había que esperar casi un año para adquirir una línea telefónica.

    La compra del gobierno de las acciones de CANTV « ocurre cuando el servicio ha sido sustancialmente mejorado; hoy en día la calidad es bastante buena».

    «Las medidas de estatización hacen cualquier cosa menos contribuir a crear un clima propicio para la inversión, pero es demasiado temprano para pronosticar un desenlace», dijo el analista financiero.
  • Dejá tu comentario