23 de enero 2006 - 00:00

Salvaguardias: industria de Brasil rechazó oferta argentina

La Confederación Nacional de la Industria (CNI) de Brasil rechazó este lunes la propuesta argentina de salvaguardias, destinada a reducir los desequilibrios en el comercio bilateral y ayudar a reconstruir los sectores fragilizados de la industria de Argentina.

"En caso de que prevalezca el modelo presentado por Argentina", el mecanismo de salvaguardias que se pretende "no ayudará a la recuperación de la competitividad de la industria argentina y traerá impactos económicos negativos para los exportadores brasileños", señala una nota de la CNI.

Según los industriales, Argentina propone un mecanismo "automático" de salvaguardias, sin compromiso de reestructurar los sectores amparados por esa medida; mientras, los brasileños exigen que las salvaguardias sean transitorias y que la decisión de adoptarlas sea de las dos partes, terminada una investigación que compruebe que la importación daña al sector afectado.

La CNI expresó así "la posición contraria de los empresarios brasileños en relación a la creación de ese mecanismo de protección comercial" que, estiman, "tendrá reflejos negativos sobre la imagen y la credibilidad del Mercosur", que argentinos y brasileños integran con Paraguay y Uruguay.

Argentina y Brasil negocian un sistema de salvaguardias (la llamada Cláusula de Adaptación Competitiva -CAC-) que permita limitar las exportaciones brasileñas en los sectores más fragilizados de la industria Argentina.

Los presidentes brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, y argentino, Néstor Kirchner, se comprometieron a acordar ese sistema de salvaguardias hacia el 31 de este mes, intentando así poner fin a dos años de desencuentros y tensiones comerciales, que coincidieron con el boom exportador brasileño.

Brasil tuvo en 2005 un récord de exportaciones a Argentina, de 10.000 millones de dólares, y un superávit de balanza de 3.676 millones, que duplicó el de 2004.

Reanudan negociaciones

La Argentina y Brasil reanudarán mañana negociaciones para permitir la aplicación de salvaguardas en el comercio bilateral, que deberían entrar en vigencia en febrero próximo.
   
El secretario de Industria, Miguel Peirano, recibirá en su despacho al embajador de Brasil, Mauro Vieira, junto a una delegación de funcionarios de ese país, para continuar las negociaciones iniciadas la semana anterior en Brasilia.
    
Los técnicos de los dos países discutirán la Cláusula de Adaptación Competitiva (CAC), que tendrá una vigencia de 3 años y que podrá prorrogarse por uno más.
  
La CAC establecerá limitaciones a la importación de productos cuando se detecte que puede ser perjudicado el sector industrial del país al que se importa.
  
El acuerdo establecería que a partir de que se detecte la importación masiva de un producto, los dos países deberán instar a sus empresarios a que lleguen a un acuerdo en el plazo de 60 días y de no haber acuerdo el país afectado quedará habilitado a subir los aranceles.
  
Por Brasil, participarán de las tratativas Ruy Pereira, jefe de Gabinete de la Cancillería; José Antonio Marcondes de Carvalho, director del departamento de Integración Regional; Luiz Pereira da Silva, secretario de asuntos de Integración del Ministerio de Hacienda; y Fernando Guimaraes Furlan, director del Departamento de Defensa Comercial del Ministerio de Desarrollo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar