Se amplía el canje de la deuda: entran más bonos

Economía

Funcionarios de Economía viajarán hoy a Nueva York para reunirse con los abogados del país. Buscarán asegurarse que bonistas desistan de juicios y se sumen a la oferta. Podría haber u$s 3.500 millones en títulos aún en default que se sumarían. No menos relevante es el canje en paralelo que se ofrece a quienes tienen Préstamos Garantizados. La novedad aquí pasaría por la posibilidad de que participen los tenedores de BODEN 2012. Es clave porque limpiaría más vencimientos de la deuda para los próximos tres años. Hoy el principal problema pasa por la imposibilidad del país de acceder a crédito internacional. Esa limitación, con la crisis, se extendió a otros países, pero la Argentina per se ya no se consideraba antes creíble para inversores. ¿Afecta el derrumbe de los mercados al canje? A quienes hoy tienen bonos en default les conviene pasar a tener un papel más fácil de vender, como el Discount, y hacerse de liquidez. Recuérdese que el problema en mercados es la iliquidez. Lo que seguramente no será una buena estrategia es tener Discount: quienes en enero los reciban se verán muy tentados a venderlos inmediatamente. Algo de ello ya está anticipando en estas últimas jornadas el mercado.

La apertura del canje para los bonistas que quedaron afuera de la primera etapa (holdouts) «depende de los tiempos políticos que logre el gobierno para que la propuesta sea aprobada por el Congreso», según versiones oficiales.

Una alta fuente del Ministerio de Economía explicó hoy que «hasta que el Parlamento argentino no apruebe la propuesta presentada por los bancos, el canje de deuda «no puede ser reabierto» para los que no ingresaron en el primer turno del año en 2005.

Según indicó, la preparación de la propuesta «lleva un tiempo importante» y relativizó que el proceso pueda culminar el 15 de noviembre próximo, como habían dejado trascender desde Casa Rosada. Por lo tanto, es probable que con todo a favor recién para fin de año se sepa cuántos bonistas ingresarán en la transacción.

  • Análisis

    «Todavía el gobierno está trabajando sobre la propuesta, más allá de que es buena para el país, la estamos analizando y puliendo detalles», indicó el vocero oficial.

    «De manera independiente del trabajo que hay que hacer, antes de ir al Congreso y lograr la aprobación, la propuesta no estará abierta», agregó.

    El vocero señaló que « después de lograr la aprobación del Parlamento, hay otro tiempo importante, que es la aprobación de los organismos reguladores, como la Bolsa de Buenos Aires, la CONSOB (Europa), Securities and Exchange Commisión (SEC) de Estados Unidos y otros organismos reguladores de Luxemburgo, Francia y Japón».

    Indicó que este proceso de pedido de autorización ante los organismos regulatorios puede durar entre tres y quince días.

    Aclaró que los bancos Barclays, Citigroup, y Deutsche Bank, que presentaron la propuesta,no serán los únicos que recibirán los pedidos de canje y aclaró que «estará abierta a todo el mundo». Según trascendió en el Palacio de Hacienda, el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino -junto a ejecutivos de los tres bancos- viajará en las próximas horas a Nueva York, para trabajar en la preparación de todos los documentos necesarios para que la oferta sea autorizada por la SEC.

    Lorenzino se reunirá en esa ciudad con los abogados argentinos que representan al país y del estudio Cleary Gottlieb Steen & Hamilton, contratado por el gobierno y que ya trabajó para la Argentina en 2005.
  • Dejá tu comentario