Se paga más caro por la nueva deuda

Economía

Los bonos Discount en pesos del canje de la deuda resistieron muy bien la toma de ganancias después de subir 5 por ciento en los últimos días. Estos títulos negociaron uno de cada 4 pesos que se transaron en bonos.

Ayer la plaza tuvo negocios muy elevados ya que en el Mercado Abierto Electrónico se hicieron $ 1.040 millones y en la Bolsa $ 410 millones. Al final de la rueda los Discount cerraron a $ 102,75 apenas 0,50% por debajo del lunes. También hicieron negocios de paridad en dólares en los que perdieron 0,55% al terminar a u$s 36.

Los otros bonos del canje que se negociaron fueron los Par en pesos, pero el monto fue muy reducido. Subieron 0,29% a $ 39.

Por su parte, los bonos posdefault tuvieron subas generalizadas porque al subir la inflación de junio casi al doble de lo previsto, crece la capitalización ya que indexan por el CER que equivale al costo de vida. Además, se prevé que julio también tenga una inflación más alta de lo habitual, por las vacaciones de invierno.

En contra de los bonos jugó la suba de la tasa de los títulos del Tesoro 10 años de Estados Unidos, que de 4,05% pasó a 4,11%. Cuanto más alta es la renta de estos títulos, menos atractivos se tornan los bonos argentinos. Pero todavía hay margen para que la tasa norteamericana no afecte a los títulos locales, ya que preocupa cuando se acerca a 4,30%.

Todos estos factores hicieron subir al BOGAR 0,22% y a los BOCON PRE8, 0,24%. El PRO12, un bono que tiene su precio algo adelantado y en otras circunstancias, hubiera bajado, debido a la inflación de junio, subió 0,13%. El bono más corto en pesos que indexa por CER, el BODEN 2008, subió 0,70% con negocios por casi $ 80 millones. En cambio, el BODEN 2014, perdió 0,72% porque el jueves el gobierno licita nuevas láminas y los inversores temen que se inunde el mercado con estos títulos.

Los bonos en dólares estuvieron tranquilos. El BODEN 2012, el más representativo, quedó igual y el BODEN 2013 subió 0,35%.

• Demanda

En tanto, el dólar estuvo más demandado, pero no lo suficiente como para subir. La novedad es que hubo compradores privados y el Banco Central, que preside Martín Redrado, sólo tuvo que intervenir con u$s 16,5 millones.

Al cierre, en las casas de cambio quedó a $ 2,90 vendedor, y en el mercado mayorista a $ 2,8869. Para hoy está muy vendedor porque al poscierre las órdenes de venta sumaban u$s 82 millones y las compras u$s 43 millones. La divisa puede bajar algo, pero no mucho. Los precios que se piden para hoy son de $ 2,885 para la compra y $ 2,887 para la venta.

En el Rofex de Rosario, con negocios por u$s 58 millones, un volumen regular, los futuros del dólar estuvieron algo más firmes en los plazos más cortos. Fin de julio subió 0,17% a $ 2,89, mientras el último día de agosto cotizó a $ 2,895 (0,14%). Octubre también subió 0,14% a $ 2,915.

La Bolsa cerró con un alza importante de 1,10%, pero el bajo monto de negocios hace ver que no es un movimiento que tenga consistencia.

Los analistas calificaron la suba del Merval como un « rebote técnico», por compradores de oportunidades que se hicieron de papeles que están con los precios muy bajos. El índice Merval terminó en 1.382,08 puntos, lo que significa que en la última semana perdió 2,65% a pesar de la suba de ayer.

Las noticias de inflación puede hacer que esta semana sea positiva para todos los bonos en pesos que indexan por CER, aunque lo que es una buena noticia para los inversores sea una mala nueva para el gobierno: la inflación de 0,9% de junio hizo subir la deuda en bonos indexada por CER en 810 millones de dólares.

Dejá tu comentario