Se plantaron los motores vitales

Economía

Existió un volumen superior, pero la distribución de éste y el acento sobre las especies que subieron bien no coincidieron con las necesidades colectivas. Así, un Merval que supo arribar a los 1.829 puntos vio también un descenso hasta mínimos peligrosos de perforar los pisos, 1.803, quedando -de última-muy cerca de lo más debilitado del día: sólo 1.806 y con un rebaje de 0,59%. Tuvo rufugio de imagen en la también pobre gestión del exterior, donde el Bovespa ensayó pendiente cercana a 2% y el Dow asumió una rueda entre regular a mala. Después de la primera jornada, amorfa, que se había presenciado el lunes, lo de ayer solamente aportó nuevas contradicciones de rumbo. Tanto, como para estar treinta puntos encima de los 1.800: o cerrar mirando con recelo, que se podía estar perdiendo esa centena. Una semana de opiniones muy entrecruzadas, apoyándose en aumentos sucesivos de órdenes y que sólo sirvieron para debilitar la base.

Ya Tenaris había denotado un rumbo bajista el lunes, con precios y merma de negocios. Ayer reiteró su nivel de negocios -algo más de 300.000 papeles-y agregó un rebaje de 0,9% en cotizaciones. Pero la plaza de Galicia que había sido soporte anterior, ayer se derrumbó en más de 2% y creando un dúo fatal para el índice ponderado. Sin tales «motores», la fuerza esencial por negocios, el Merval debió corregir a la baja. El total negociado rozó los $ 80 millones, con 12% de segmento para las acciones, prueba de un desarrollo que no careció de buena liquidez. Tal el resultado, excesivo, y permitiendo que el plano se inclinara hacia el otro lado. Destacada Metrovías, con 12% de aumento, y repitiendo su escalada Caputo sumando otro 8% de alza.

Dejá tu comentario