Se quedan petroleras en Bolivia: todas firmaron

Economía

La Paz (Reuters) - Bolivia consolidó en la madrugada de ayer una nacionalización petrolera decretada hace seis meses, al firmar nuevos contratos con Petrobras, Repsol YPF y las demás transnacionales que explotan las enormes reservas de hidrocarburos del país. Los acuerdos, que configuraban un gran éxito para el gobierno de Evo Morales, fueron suscritos minutos después del plazo fijado por el gobierno para que todas las compañías productoras se sometan a la autoridad de la petrolera estatal YPFB, o salgan del país.

Tras un discurso en el que no dio cifras de inversión y destacó en cambio que «lo importante es la recuperación de la soberanía sobre los recursos naturales», el presidente de YPFB, Juan Carlos Ortiz, dijo que la brasileña Petrobras comprometió nuevas inversiones de al menos u$s 1.500 millones en exploración y producción.

Morales, quien encabezó el acto luciendo su famoso suéter de vivos colores, prometió seguridad jurídica a las petroleras y pronosticó que dentro de cuatro años el Estado boliviano recibirá por tributos y ganancias petroleras unos u$s 4.000 millones anuales, cuatro veces más que ahora.

«Jamás vamos a violar estos contratos (...), estamos sentando soberanía sobre nuestros recursos naturales, como cualquier país que tiene derecho de sentar soberanía», agregó el gobernante, que prometióla nacionalización petroleracomo clave para sacar a Bolivia de su histórica pobreza.

El vicecanciller español, Bernardino León, invitado especial en el acto, dijo a reporteros que «la seguridad jurídica prometida por el presidente Morales es lo más importante» y auguró «negocios convenientes» para la española Repsol YPF.

  • Negociación difícil

    Petrobras, hasta ahora la mayor inversora en la industria petrolera boliviana, puso fin a una prolongada incertidumbre cuando anunció su acuerdo con YPFB tres horas antes del plazo de la medianoche.

    Pero las negociaciones entre YPFB y Repsol YPF concluyeron apenas media hora antes de la firma de los contratos.

    Además de dos subsidiarias de Petrobras y otras dos de Repsol YPF, ayer firmaron contratos la británica British Gas, la empresa mixta Chaco, controlada por la estadounidense Amoco del grupo British Petroleum y las argentinas Pluspetrol y Matpetrol.

    Estas compañías se sumaron así a la francesa Total y la estadounidense Vintage, que habían firmado el viernes sus nuevos contratos para seguir operando en Bolivia, con lo que se completó el cambio de contratos comprometiendo entre ambas inversiones por un total de u$s 2.100 millones.

    Según datos oficiales de 2005, Petrobras controlaba 47,3% de las reservas probadas y probables de gas de Bolivia; Repsol YPF y su filial Andina, 26,7%; Total, 15,9%, y Chaco, la empresa controlada por Amoco, 4,9%.

    Estas compañías seguirán explotando esas reservas pero ya no como propietarias sino como proveedoras de servicios a YPFB, a cambio de lo cual recibirán retribuciones de entren 18 y 50% del valor del producto.

  • Sin confiscación

    La nacionalización petrolera decretada por Morales, la tercera en la historia boliviana, no incluyó confiscaciones de activospero declaró de propiedadestatal toda la producciónde crudo y gas.

    Los contratos incluyen compromisos de inversión con los cuales La Paz quiere garantizar más exploraciones y un incremento de producción necesario para atender ya asumidos compromisos de exportación creciente a la Argentina.

    Bolivia tiene comprometida actualmente una exportación de hasta 37,7 millones de metros cúbicos de gas natural por día a Brasil y la Argentina y firmó la semana pasada un contrato para bombear 20 millones adicionales al mercado argentino a partir de 2010.

    Las exportaciones de gas alcanzarían este año un valor de u$s 2.000 millones, la mitad de las ventas bolivianas al extranjero.
  • Dejá tu comentario