22 de mayo 2003 - 00:00

Siguen los rebotes, hacia cualquier lado

Siguen los rebotes, hacia cualquier lado
Una zona donde los llamados «serruchos» se convierten en dientecitos de sierra, imposible de determinar una dirección confiable y expuesto el mercado a «todo negocio». Hoy, no puede sorprender verlo asentarse en un Merval inferior, de piso 600, o estar acosando -en algunas ruedas- nuevamente al siguiente tramo de los 700; en ambas circunstancias ha estado ya el índice ponderado, que se mueve como dentro de una caja y en tal centrifugado que rebota hacia cualquiera de los ángulos con ausencia total de coherencia.

En el «fixture» de la semana -ayer tocó trompeta alcista-, en los demás recintos del convulsionado mundo la tónica al rebote estuvo predispuesta también. Y Buenos Aires, cabeza de serie en las últimas bajas, resultó líder en porcentuales de mejoría. Después de reconocer piso de 612 puntos, terminó en el máximo del día y con 634. El primer objetivo, salir del imán de los 600, resultó el alivio buscado. Lo demás, la altura por alcanzar, lo dirá -como decía Almafuerte- «su propia estatura». El porcentual fue 2,7%, el Burcap estuvo en la mitad de esto, con poco más de 1,2 por ciento. Dos motores tuvo la fecha: la acción de Acíndar con 6% de aumento y moviendo 2,6 millones de papeles. Y la rectora plaza de PC, con casi 3 millones de títulos que se llevaron 20% de los negocios efectivos. (Si bien en precios siguió tan pálida como todos estos días.) Aumento de 7% en Renault, Comercial con 5% -líder de volatilidad actual-, mientras como secuela anterior se produjo caída de 6% en Garovaglio. El volumen, $ 46,5 millones, repartió $ 15 millones a CEDEAR y dejó un buen caudal de casi $ 32 millones en acciones. Ayer fue aumento, hoy puede repetir, o no. Todo en la vidriera.

Dejá tu comentario

Te puede interesar