Sube tasa EE.UU.: no caen bonos aquí

Economía

Si bien la crisis de Brasil está perdiendo fuerza, el problema para el mercado argentino está instalado en Estados Unidos. Ayer los bonos del Tesoro a 10 años subieron su renta a 4,81% anual y esto hace más atractivos los títulos norteamericanos, considerados la inversión más segura del mundo y desalienta a los inversores para colocar sus dineros en bonos emergentes.

No sólo la crisis brasileña deberá ceder para que los títulos argentinos suban, sino que deberá detenerse el alza de la renta de los bonos norteamericanos. Una señal de lo que puede pasar será dada mañana cuando Estados Unidos publique indicadores claves sobre inflación que pueden frenar esta escalada de los rendimientos.

Ayer la suba de la renta se debió a que hubo una subasta de papeles del Tesoro a 5 años que no entusiasmó a los inversores. Cuando esto sucede, el precio de los títulos baja y la tasa, que es función inversa del precio, sube.

La debilidad de los precios de los bonos es consecuencia directa del comunicado de la Reserva Federal del martes, que fue demasiado directo cuando advirtió que definirá más subas de tasas. Tal vez la falta de experiencia del nuevo titular de la Fed, Ben Bernanke, le hizo dar este paso que jamás hubiera dado Alan Greenspan. Claro que si Bernanke quiere imponer un estilo más directo que su asesor, el comunicado marca un camino. Greenspan era más sugerente en sus comunicados y dejaba librada al mercado su interpretación. El comunicado impactó más que la suba de tasas, porque nadie dudaba que la Reserva Federal las iba a elevar a 4,75% anual. Pero también se esperaba que el organismo diera alguna señal de que se estaba cerca del fin del ciclo de incrementos. Y esta señal estuvo ausente.

El resultado de este comunicado es que hoy los bonos de Estados Unidos de referencia, los de 10 años, están dando una renta que es la más alta desde junio de 2004. Este bono afecta a la economía del mundo, porque su rendimiento es el piso de las tasas a que se endeudan las empresas cuando emiten Obligaciones Negociables. Nadie le va a prestar dólares a una empresa a una tasa más baja que al Tesoro de Estados Unidos.

En tanto, ante la ausencia de indicadores económicos durante la jornada de ayer, los inversores se concentraban en cifras que se conocerán mañana cuando se publique el índice de gastos en consumo personal de febrero, que podría ofrecer indicios sobre la marcha de la inflación.

Los próximos dos encuentros de política monetaria de la Fed son en mayo y junio. El mercado de futuros otorgaba ayer probabilidad de que la Fed suba su tasa de referencia a 5% en mayo y a 5,25% en junio, lo que podría ser el último aumento. En la Argentina, el efecto del alza de la renta de los bonos no fue tan adverso y los bonos más largos, los del canje de la deuda quedaron sin cambios en sus precios, mientras los bonos posdefault anotaron algunas subas. El monto de negocios en bonos argentinos creció casi 30% a $ 1.400 millones.

El dólar, por su parte, cedió a $ 3,09 para la venta en las casas de cambio y a $ 3,08 en el mercado mayorista porque hubo más exportadores liquidando divisas. El Banco Central aprovechó esta llegada de nuevos vendedores para comprar u$s 49,5 millones y 1 millón de euros con lo que elevó sus reservas a u$s 21.528 millones.

Dejá tu comentario