Subió fuerte tasa en EE.UU.; dólar a $ 3,10

Economía

Desde Estados Unidos están llegando malas señales para inversiones. La tasa a 10 años, la referencia obligada para decisiones en mercados, se disparó a 4,92%, el máximo en 4 años. Luego retrocedió, pero los operadores quedaron en alerta por la incertidumbre reinante. El dólar trepó a 3,10 pesos aquí. El ingreso de divisas que venía registrándose ya se está revirtiendo. No se prevén impactos en lo económico aún, pero siempre que no se disparen mucho más los rendimientos en Estados Unidos. Lo que está claro es que difícilmente se puedan repetir las ganancias ya observadas en bonos y acciones. Ahora reina la cautela. Aun así, los títulos argentinos resistieron bien el embate de las ventas. Es que los papeles indexados siguen con alto rendimiento. Y el Banco Central mandó una señal importante al mercado: cuando el dólar llegó a $ 3,10, salió a vender divisas. Recuérdese que con reservas internacionales por encima de u$s 21.000 millones puede administrar cómodamente la compleja situación planteada por el despegue de la tasa norteamericana.

El dólar subió a $ 3,10, mientras los bonos argentinos en pesos resistieron caer ante la fuerte suba de la tasa a 10 años en EE.UU. En la apertura, ésta llegó a 4,92% y la preocupación ganó a todos los inversores en títulos de países emergentes. Fue un día de datos adversos sobre la industria de Estados Unidos que, aunque prematuros, afectaron a un mercado muy sensible (que teme más alzas por parte de Ben Bernanke de la tasa de la Reserva Federal). La tasa a 10 años llegó al máximo de cuatro años, aunque al cierre cedió a 4,87%, un nivel más digerible para los inversores en bonos emergentes.

La primera reacción en Brasil, México y la Argentina fue quedarse quietos, no romper posiciones. Los movimientos que hubo fueron puro arbitraje, es decir, se vendía un bono para comprar otro, siempre dentro del país.

Lo que pasó en la Argentina se repitió en la región. Entre el Mercado Abierto electrónico (MAE) y la Bolsa de Comercio, negociaron $ 680 millones, es decir, la tercera parte de una buena rueda.

  • Espera

    Los pocos negocios mostraron que -por lo menos ayer- no están dispuestos a salir de los papeles locales:

    «Es sólo esperar la oportunidad», dijo Rafael Ber de Argentine Research. «Los bonos son un buen negocio todavía», agregó.

    El BOGAR subió ayer 0,25% y los BOCON PRE8 y PRO12 lo hicieron en 0,10%. También subió el BODEN 2008, el título menos volátil, que avanzó 0,08%. Los posdefault en dólares tuvieron tan pocas operaciones que no marcaroncierre. El mercado cambiario fue la contracara del de bonos por su actividad. El Banco Central tuvo que extremar sus recursos para evitar que el dólar subiera más. Los operadores de la autoridad monetaria consiguieron entrar y salir airosos y al final del día se quedaron con 1,7 millón de dólares y 5,5 millones de euros que elevaron las reservas a u$s 21,568 millones. Para llegar a ese resultado, fueron vendedores cuando el dólar subía demasiado y esperaban la baja para recomprar. Así, vendieron a lo largo del día u$s 10 millones y recompraron u$s 11,7 millones.

    En las casas de cambio, el dólar subió un centavo a $ 3,10 para la venta y en el mercado mayorista terminó a $ 3,082, pero quedó demasiado firme para hoy. Los precios que se pedían después del cierre eran de $ 3,082 para la compra y $ 3,084 para la venta. Lo que preocupa es que las órdenes de compra que se vieron en los monitores para ser ejecutadas hoy suman u$s 50 millones y en la otra punta hay vendedores por apenas 3,5 millones. Si el Central no interviene hoy o los exportadores no liquidan divisas, el dólar podría venderse a $ 3,11 en las casas de cambio.
  • Dejá tu comentario