También advierte el Banco Mundial

Economía

La vicepresidenta del Banco Mundial (BM) para América latina y el Caribe, Pamela Cox, recomendó ayer a los países de la región, incluyendo a la Argentina, que para atraer capitales deben tener «regulaciones estables, instituciones fuertes y reglas de previsibilidad».

La funcionaria hizo estas declaraciones al mediodía, dos horas antes de encontrarse en Buenos Aires con Felisa Miceli. La ministra luego recibió a Cox con una contestación: la Argentina es tan previsible que hace cuatro años que crece a tasas que rondan 9%.

Igualmente la visita de Cox no apuntaba polemizar, sino, según sus declaraciones, a «analizar las inversiones» entre el país y el banco.

Los principales conceptos de ayer de la funcionaria del Banco Mundial fueron los siguientes:

  • Los países deben « establecer políticas para atraer capitales privados y reglas de previsibilidad para quienes tienen que tomar decisiones de largo plazo». Para lograr esto deben tener « regulaciones estables, un sistema de instituciones fuertes y políticas previsibles».

  • Sobre la inflación, Cox expresó que «es una preocupación de todos y, a la vez, un desafío, ya que afecta principalmente a los pobres».

    Aclaró que desconoce las denunciassobre manipulación de los datos de inflación en el INDEC y que «es importante que se confíe en la información estadística».

  • Reconoció que no tuvo tiempo para leer el informe de la Organización Mundial del Comercio.

  • A preguntas sensibles como la posible candidatura de Cristina Kirchner o al tema de la papelera Botnia, Cox respondió con sutileza que ésas no eran áreas bajo su órbita.

  • Sobre si la postergación de políticas económicas por las elecciones eran aconsejables, se excusó sosteniendo que «en el BM somos técnicos, no somos políticos. Cada gobierno toma sus decisiones para hacer las reformas necesarias».

  • Cuando se le consultó sobre la política de tipo de cambio implementada por el gobierno argentino, Axel van Trotsenburg, director del BM para el Cono Sur, tomó la palabra y sostuvo que el «BM deja a cada gobierno decidir cómo debe fluctuar su moneda».

  • El funcionario del BM también sostuvo que «la Argentina ha reducido vulnerabilidades, sobre todo a través de la generación de superávits primarios, también en el sistema financiero y en la relación deuda/PBI, aunque esto no quiere decir que no haya desafíos».

  • Al referirse al posible default de Ecuador, Cox se mostró optimista al señalar que «el BM tiene programas por u$s 800 millones. El gobierno de Rafael Correa es nuevo y estamos hablando y vamos a continuar hablando en especial por los proyectos sociales». Aclaró también que en estos momentos el BM no tiene relación con Venezuela «porque tienen mucha plata».
  • Dejá tu comentario