Acusan a Berlusconi de dirigir red de prostitución desde su mansión

Edición Impresa

Roma - La Fiscalía acusó ayer al exprimer ministro y renacido político italiano Silvio Berlusconi de haber dirigido una "red de prostitución" en su propia mansión, al presentar su alegato final en el caso conocido como "Ruby Robacorazones".

Berlusconi, de 76 años, está siendo juzgado por pedir a Karima el Mahroug, una bailarina de nightclub conocida como "Ruby Rubacuori" (Ruby robacorazones), para tener sexo a cambio de dinero cuando la joven era menor de edad. También se lo acusa de abuso de poder.

El fiscal Antonio Sangermano dijo que el Mahroug era "parte integral" de una "compleja red de prostitución" y calificó de "gran anomalía" que varias bailarinas declararan ante el tribunal que Berlusconi les pagaba 2.500 euros (3.250 dólares) por mes.

El pedido de condena de la Fiscalía será el viernes, mientras que la defensa tenía previsto hablar el 11 de marzo. El veredicto se espera para el 18 próximo, lo que coincide con el debate en las altas esferas políticas para formar Gobierno en Italia.

"Estoy un poco sorprendido y un poco divertido por los argumentos de la Fiscalía", dijo Berlusconi en un comunicado.

"He tenido la buena fortuna, a lo mejor merecidamente, de nunca tener que pagar por relaciones íntimas con una joven o una mujer y siempre poder dar una respuesta positiva a cualquiera que me pidiera ayuda. A lo mejor el fiscal no ha sido tan afortunado", agregó.

El fiscal Sangermano acusó tanbién a la exdiputada regional por Lombardía Nicole Minetti, que antes fue la higienista dental de Berlusconi, de haber participado en actos de prostitución y de inducir a otros a hacerlo. Minetti está siendo juzgada en otro procedimiento -con Emilio Fede, un experiodista en el imperio mediático de Berlusconi, y el cazatalentos del mundo del espectáculo Lele Mora- por estafa.

Previamente, la fiscal de menores del tribunal Annamaria Fiorillo testificó sobre el segundo cargo que pesa sobre Berlusconi y habló acerca de la noche en que la bailarina fue detenida en Milán por supuesto robo, en mayo de 2010, semanas después de su supuesta relación sexual con Berlusconi.

"Il Cavaliere" es acusado de haber impedido que la Policía la enviara a un centro juvenil alegando falsamente que era sobrina del entonces presidente egipcio, Hosni Mubarak. En lugar de ello se le concedió la custodia de la chica a un miembro del partido de Berlusconi.

Fiorillo manifestó que ella se opuso a esa decisión y dijo que el exministro del Interior Roberto Maroni mintió al Parlamento al decir durante un debate que la fiscal lo había autorizado. "Ningún magistrado merecedor de ese nombre debería haber hecho algo así, dijo ante el tribunal.

Maroni, exlíder de la Liga Norte, un aliado de Berlusconi, fue elegido la semana pasada gobernador de Lombardía, en el norte de Italia.

Si Berlusconi es considerado culpable de solicitar los favores de una prostituta menor de edad, podría ser condenado a entre tres y ocho años de cárcel, pero podría apelar.

El exgobernante tiene pendientes otros dos procesos que terminarán a fines de mes, uno por fraude fiscal y otro por filtrar información confidencial para dañar a un rival político. Él niega los cargos y asegura ser víctima de procesos políticamente motivados. Por ello ha pedido a sus seguidores que salgan a protestar en su defensa el 23 de marzo.

En otro caso, un tribunal de Nápoles procesó al periodista Valter Lavitola de intento de extorsión a Berlusconi y lo condenó a 32 meses de prisión por amenazar con revelar información embarazosa sobre él.

Los escándalos que rodean a Berlusconi han incrementado la resistencia de otros partidos a pactar con él en el Parlamento tras las elecciones de la semana pasada, pese a que logró que su partido de centroderecha pasara de estar al borde de la desintegración a quedar segundo en la votación.

Agencias Reuters y AFP,

y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario