Ahorro fiscal cayó 17% en año electoral

Edición Impresa

En un riesgoso coletazo del año electoral, el ahorro fiscal de las provincias se redujo en un 17% durante el primer semestre, de la mano de una "fuerte caída" en el ritmo de crecimiento de los ingresos subnacionales (de 4,5 puntos porcentuales) que "no fue compensada con un ajuste en la dinámica del gasto público, que apenas recortó en 0,2 punto su tasa de expansión".

Las conclusiones pertenecen a la consutora Economía & Regiones, que sostiene que "los datos de ejecución al primer semestre comienzan a evidenciar los efectos del año electoral, dado que el resultado fiscal provincial, si bien se mantuvo con signo positivo, presentó una contracción del 17% respecto del alcanzado durante el mismo período de 2014".

El informe remarca además que el superávit financiero del consolidado provincial se habría reducido desde

$ 13.638 millones, a $ 11.291 millones durante los últimos 12 meses.


Pero si la lupa se pone en el segundo trimestre, ya muestra ingresos por

$ 220.062 millones y erogaciones por $ 222.347 millones, lo que deriva en un déficit financiero de $ 2.285 millones y refleja "una reversión (negativa) superior a los $ 4.400 millones respecto del resultado del mismo período de 2014".

Con las provincias con un primer semestre con saldo superavitario decreciente -evalúan- el dinamismo de la estructura de erogaciones provinciales "continuará superando la velocidad de crecimiento de los recursos, lo cual se traducirá en un fuerte incremento del déficit anual, que pasaría de casi $ 5.000 a $ 17.000 millones, prácticamente cuadriplicándose en doce meses".

Por de pronto, a nivel semestral, los envíos de coparticipación fueron el principal motor de los ingresos provinciales, mientras que el principal impuesto cobrado a nivel local (Ingresos Brutos) mostró una desaceleración en su tasa de crecimiento y no se implementaron reformas tributarias significativas.

Por el lado de las erogaciones, en tanto, se registró una aceleración en el crecimiento de la partida de personal (+3,8%), determinante para las finanzas provinciales porque explican más de la mitad del gasto anual.

Esa variación responde a una política salarial más activa, con un aumento salarial implícito que al primer semestre alcanzó un promedio del 26,5%, frente al 22% observado durante el mismo período de 2014.

"A nivel consolidado, el ahorro provincial equivalió al 2,9% del gasto del período, siendo el más bajo de los últimos tres ejercicios, cayendo por debajo de los niveles alcanzados durante la primera mitad de 2013 (3,2%) y 2014 (4,7%)", sostuvo la consultora.

Dejá tu comentario