Alberto recibió a D’Elía en el CCK luego de las críticas de Máximo

Edición Impresa

El Presidente ordenó no responderle a La Cámpora en medio de la ofensiva contra Martín Guzmán. Pero la Casa Rosada envía señales políticas de autonomía.

Alberto Fernández le volvió a abrir las puertas de la Casa Rosada a Luis D' Elía. El encuentro coincidió con las críticas que el líder piquetero le dedicó a Máximo Kirchner a quien definió como “funcional a la derecha macrista”.

El Presidente encabezó ayer por la mañana en el CCK la apertura del Encuentro Internacional por la Vivienda, el Ambiente y el Hábitat Popular, en el que organizaciones territoriales de Latinoamérica presentaron el Proyecto de Ley Nacional de Producción Social Autogestionaria de Hábitat Popular.

“A la Argentina no le basta con crecer, le hace falta desarrollarse, y lo mismo le ocurre a América Latina. Y para que nos desarrollemos, el crecimiento tiene que llegar a todos, al último hombre y a la última mujer, porque si no ese crecimiento solo genera desigualdad”, afirmó el mandatario, acompañado por el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y por D' Elía, titular de la Federación, Tierra, Vivienda y Hábitat, Luis D'Elia.

También participaron de la actividad la coordinadora del programa Cultura Sostenible y Buen Vivir, Ana Carolina Pont; la diputada nacional Mónica Macha y el diputado nacional Leandro Santoro, entre otros funcionarios, especialistas internacionales y representantes de organizaciones autogestionarias del colectivo de hábitat popular de América Latina.

En medio de la ofensiva de La Cámpora para desplazar a Martín Guzmán del Ministerio de Economía, D' Elía había publicado en su cuenta de Twitter: “El discurso público de Máximo Kirchner intentando crear desesperanza en el Pueblo tiene que ver con sus ambiciones electorales de cara al 2023 y es funcional a la derecha macrista, no se corresponde con la necesidad del Frente de Todos de construir la victoria popular en el 2023”.

En enero de este año, el dirigente había sido consultado sobre quién tiene el liderazgo en el Frente de Todos entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner, y había indicado: “Tienen papeles distintos. Alberto es el presidente de la República. Es un presidente que va ganando espacio a medida que remontando fuertemente la economía y Cristina es la jefa indudable del movimiento político. Son papeles absolutamente diferenciados”. “En los institucional respondo a Alberto y en lo político tengo mucho respeto por Cristina. En la medida en que se mantengan unidos, muchas cosas van a poder ir materializándose en la Argentina”, aseveró en ese momento.

El Presidente ordenó no responder ni comentar las críticas de Máximo Kirchner y La Cámpora contra el Gobierno nacional pero sin embargo el jefe de Estado no se priva de enviar mensajes políticos como el recibimiento de D'Elía en Casa Rosada. Allí Alberto señaló que “uno de los elementos centrales para que el desarrollo humano sea posible es poder tener un techo que cubra a nuestras familias”, y advirtió: “El mercado construye cuando hay negocios, pero la construcción de viviendas es una necesidad, y si alguien necesita un techo, tiene derecho a tenerlo”.

El objetivo de la jornada fue intercambiar experiencias a través de diversos talleres temáticos sobre políticas públicas habitacionales y de urbanización que se desarrollan en Latinoamérica, así como sobre la apropiación de herramientas legales y técnicas que plantean el derecho de habitar el planeta con propuestas sustentables. Durante su exposición, el Jefe de Estado indicó que “en estos 40 años de democracia se gestaron políticas neoliberales que lo único que hacen siempre es postergar a millones para que unos pocos se queden las ganancias”.

Todos nosotros vimos la cara más pueril de la injusticia cuando la pandemia llegó, cuando el 10% de los países centrales se quedaron con el 90% de las vacunas”, graficó Fernández. “Después de tanta injusticia, y como sobrevivientes de la pandemia que somos, tenemos el deber ético y moral de cambiar esta sociedad para hacer una sociedad más justa en Argentina, en América Latina y en todo el mundo”, concluyó.

En tanto, el ministro de Obras Públicas expresó el “apoyo y respaldo” del Gobierno nacional al proyecto de Ley “para que sea un logro del campo nacional y popular”. Y reconoció asimismo “la pelea y la lucha por el hábitat y el techo digno de todos los militantes y los compañeros que han trabajado sin bajar nunca los brazos, y que nos han enseñado cómo se pelea contra los intereses corporativos del poder y cómo se organiza y se hace la construcción popular en el territorio”.

Asistieron representantes de la Federación de Tierra, Vivienda y Hábitat y del Movimiento de Ocupantes e Inquilinos que integran la Secretaría Latinoamericana de la Vivienda y el Hábitat Popular; de la Unión Nacional de Movimientos de Moradía, de Brasil; de la Red de Hábitat Popular, de Chile; del Movimiento Comunal Nacional de Panamá; del Movimiento Comunal Nacional, de Panamá; del Movimiento de Pobladoras y Pobladores de Venezuela; de Alba Movimientos; del Movimiento Territorial de Liberación; de la Federación Todos Juntos y del Frente de Organizaciones en Lucha, entre otros referentes del movimiento campesino, de trabajadores por la tierra, de comunidades de pueblos originarios y de espacios ambientalistas, además de legisladores de Brasil y Venezuela.

Dejá tu comentario