Oscar 2019: Netflix se hace fuerte en Hollywood

Edición Impresa

La obra del mexicano Alfonso Cuarón igualó la marca de "El tigre y el dragón" de Ang Lee (2001) para un título no estadounidense: número de rubros y candidato a Mejor Film y Mejor Film Extranjero.

Netflix sentó sus reales en Hollywood a través de las históricas nominaciones de su producción mexicana “Roma”, dirigida por Alfonso Cuarón. Además de igualar a la taiwanesa “El tigre y el dragón” (2001), en cantidad de nominaciones (10) y en que una película no hablada en inglés sea simultáneamente candidata en los rubros Mejor Película y Mejor Película Extranjera, en su caso lo más medular es que el film tuvo destino de explotación en la pantalla de TV y no en las salas de cine (más allá de algunas exhibiciones esporádicas), un resultado desolador para el Festival de Cannes, el único en el mundo que se le plantó a Netflix en su defensa del cine de exhibición tradicional y que, ahora, aparece como el gran derrotado. El año pasado, la empresa de streaming ya había logrado que su producción “Mudbound: el color de la guerra” obtuviera cuatro nominaciones (Mejor Guión Adaptado, Mejor Actriz de Reparto para Mary J. Blige, Mejor Fotografía y Mejor Canción Original), al igual que unas pocas candidaturas en el rubro documental, pero no ganó en ningún caso. Este año el panorama es completamente distinto.

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, cuyos fallos son el resultado de complejísimos procesos y algunas vulnerabilidades a los lobbies de los poderosos, se ha inclinado este año por lo que, para muchos, será cada vez más el futuro del entretenimiento audiovisual: un escenario donde la tradicional sala de cine quedará relegada a la historia, y a la que la generación millennial, esa misma que hoy ve cine en sus smartphones, sólo recordará como el lugar donde veían películas sus padres y abuelos. El gran factotum de los Oscars durante varias temporadas, Harvey Weinstein, está en el infierno del descrédito y tal vez a punto de ir a la cárcel. Los protagonistas hoy son otros.

El record de “Roma”, una película que hace apenas unos años, sin Netflix, no habría ido más allá del marco de los festivales y un puñado de salas de arte y ensayo, no es el único de esta singular nueva edición de los Oscar. Sorprendentemente, otra de las candidatas a Mejor Película es “Pantera negra”, es decir, la primera vez en la historia en la que un film de superhéroes alcanza ese honor. Como se recordará, el año pasado la Academia impulsó una nueva categoría para sus premios: el Oscar al film popular. Se buscaba con esto que la transmisión televisiva, que cae en rating año tras año, pudiera volverse un poco más masiva con películas y actores masivos en danza (aquellos que jamás eligen los jurados). Esta iniciativa tardó poco menos de un mes en descartarse por poco seria. Pero ahora, para sorpresa general, la falta de esa categoría en la que hubiera reinado el héroe de Marvel no fue obstáculo para que éste compitiera.

Además de la mexicana “Roma”, la otra película que más nominaciones reunió fue la anglo-estadounidense “La favorita”, con 10 cada una. Les siguen “El Vice”, “Nace una estrella” (8 cada una), “Pantera Negra” (7), “Infiltrado en el KKKlan” (6), “Green Book” y “Bohemian Rhapsody” (5 cada una), todas ellas candidatas a Mejor Film y otros premios de peso. Fuera del podio principal, pero rival de riesgo, está la polaca “Cold War”, nominada para Mejor Film Extranjero, Director y Fotografía.

Cine
Los actores Kumail Nanjiani y Tracee Ellis Ross durante los anuncios de los nominados por la Academia de Hollywood.
Los actores Kumail Nanjiani y Tracee Ellis Ross durante los anuncios de los nominados por la Academia de Hollywood.

Lo de “Roma” es asombroso. Por lo general, el espacio que la Academia de Hollywood destina al cine del resto del mundo es ínfimo. Además del Oscar al mejor film hablado en lengua extranjera, apenas concede alguna que otra nominación en rubros “menores”. Así este año entraron el dibujo “Mirai, mi hermana pequeña”, de Mamoru Hosoda (el de “El niño y la bestia”), el documental mayormente alemán “Kinder of Kalifats. Los hijos de la Yihad”, del kurdo Talal Derki, y tres cortos de Irlanda, Canadá y España. Atención a este último, “Madre”, de Rodrigo Sorogoyen, el autor del tremendo policial “Que Dios nos perdone” y el corrosivo “El reino”, sobre los políticos corruptos. “Roma”, en cambio, va por los premios mayores, y también los otros: Mejor Film, Director, Guión, Fotografía (los tres, Alfonso Cuarón), Película Extranjera, Actriz (la india Yalitza Aparicio), Actriz de Reparto (Marina de Távira), Diseño de Producción, Edición de Sonido y Mezcla de Sonido. Solo le faltó Montaje (también a cargo exclusivo de Cuarón). La anterior de Alfonso Cuarón, “Gravity”, ganó 7 Oscars, incluyendo Mejor Director y Montaje, pero no Mejor Film. Notoriamente, enseguida vinieron Alejandro Iñárritu, dos años seguidos Mejor Director y también Mejor Film, con “Birdman” y “El renacido”, y Guillermo del Toro, con los mismos premios por “La forma del agua”. Los tres, mexicanos, pero las producciones eran norteamericanas. “Roma” es enteramente mexicana, pero con la marca Netflix.

Glenn Close, quien nunca ganó el Oscar, competirá por séptima vez en la categoría de mejor actriz, este año por su papel en “La buena esposa”, y enfrentará a Aparicio, de “Roma”; Olivia Colman, por “La favorita”; Lady Gaga, por “Nace una estrella”, y Melisa McCarthy, de “Can you ever forgive me?”.

En la categoría de mejor actor, Rami Malek, por su caracterización como Freddie Mercury en “Bohemian Rhapsody”, y Bradley Cooper, por su papel en “Nace una estrella”, se unirán a Christian Bale, quien interpreta al ex vicepresidente estadounidense Dick Cheney en “Vice”, a Willem Dafoe en su papel como el artista Vincent van Gogh en “At Eternity’s Gate”, y a Viggo Mortensen por “Green Book”.

“Roma” competirá por el premio a mejor película extranjera con “Shoplifters”, de Japón; “Cold War”, de Polonia; “Never Look Away”, de Alemania, y “Capernaum”, de El Líbano.

Cuarón se medirá con Spike Lee (“Infiltrado en el KKKlan”), Pawel Pawlikowski (“Cold War”), Yorgos Lanthimos (“La favorita”) y Adam McKay (“Vice”) en la categoría de mejor director.

La ceremonia del 24 de febrero aún no tiene presentador, tras la renuncia en diciembre del comediante Kevin Hart debido a antiguos comentarios homofóbicos que realizó en Twitter, la Academia no ha dicho cómo será el show sin un presentador, en la segunda vez que ocurre de esa manera en sus 91 años de historia.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario