Alumnos católicos golpean a gay invocando al Papa

Edición Impresa

Un joven de 21 años denunció haber sido golpeado ferozmente por dos alumnos de un colegio católico que le recriminaron su condición de homosexual durante una fiesta celebrada en una casa del partido bonaerense de San Isidro.

"El Papa es argentino, no puede haber putos argentinos", fue lo que asegura haber escuchado Pedro Robledo por dos alumnos del colegio Marín en el momento en el que se encontraba de la mano de su pareja, de 20 años. "Estaba de la mano con mi novio y se acercó un chico diciéndonos que nos teníamos que separar porque era una casa católica", explicó Robledo, quien señaló que todo comenzó cuando la pareja arribó junto a un grupo de amigos, entre los que se encontraban sus dos hermanas, a una vivienda en la que se celebraba una fiesta de bienvenida a jóvenes que regresaban de los Estados Unidos.

"Después vino el hermano de este chico y la cosa se puso muy pesada. Nos decían 'putos de mierda, váyanse. Ustedes no pueden procrear, son deformes'. Que no podíamos estar en esa casa porque eran todos católicos. Eran cosas muy pesadas", continuó en el relato.

El joven les dijo que también era católico y que comulgaba, y que no pensaba que ofendía a nadie, momento en el cual recibió un puñetazo.

"Perdí un poco el conocimiento y no sé cuántas personas me agredieron", sostuvo el joven.

Por su parte, la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) y la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT) condenaron ayer este ataque. "La agresión renueva el debate sobre la necesidad de que el Congreso Nacional sancione una nueva ley de penalización de actos discriminatorios", dijo la FALGBT en un comunicado.

Dejá tu comentario