Alumnos levantaron anoche toma del Colegio Nacional

Edición Impresa

Los alumnos del Colegio Nacional de Buenos Aires resolvieron ayer levantar la toma del establecimiento a partir de hoy, mientras que ayer a la noche revisaban las instalaciones para retomar las clases.

Según resolvieron en una asamblea, hoy a las 7 permitirán el ingreso al colegio a las autoridades y a un escribano para que inspeccionen las instalaciones como medida previa a la reanudación de las clases, por lo cual no es seguro que todos lo turnos tengan clase.

Los alumnos decidieron levantar la toma con el objetivo de «abrir una instancia de diálogo» con las autoridades del colegio. Según anunciaron a la prensa, en ese diálogo insistirán con su reclamo para que se dejen sin efecto las medidas disciplinarias adoptadas contra alumnos que se «ratearon» del colegio para participar de una marcha recordatoria de «La noche de los lápices».

Propuesta

Insistirán, además, para que se los autorice todos los 24 de marzo y los 16 de setiembre a faltar a clases para participar de actos políticos. Por su parte, la rectora del colegio, Virginia González Gass, propuso ayer a la mesa directiva del Centro de Estudiantes (CENBA) «retomar las actividades desde mañana (por hoy), reunir el Consejo de Convivencia para que estudie las sanciones. Los alumnos lo van a discutir».

En tanto, los estudiantes se preparaban para discutir la iniciativa en una nueva asamblea en el interior del centenario edificio de la calle Bolívar al 200. Desde las 17 horas la rectora estaba reunida en un bar de la zona con alumnos que integran el CENBA y promotores de la toma del establecimiento junto a otras autoridades de la escuela.

El encuentro de la rectora con Hernán Novara, titular del Centro de Estudiantes, se realizaba en el bar de la esquina del colegio ubicado en la esquina de Moreno y Bolívar. Los alumnos propusieron que mañana a las 7 ingresen a la escuela «la rectora, la mesa directiva del CENBA con un abogado y un escribano» y una mesa de diálogo, que incluye organismos de derechos humanos como «garantes».

Tras una medida disciplinaria aplicada a 12 alumnos que se ausentaron del colegio luego de dar el presente para ir a la marcha de recordación de «La noche de los lápices», los estudiantes tomaron el establecimiento el jueves último. La rectora recordó que el día de la marcha los alumnos tenían autorización para ausentarse hasta las 19.30, pero una docena de ellos «tras dar el presente se retiraron abruptamente», actitud que consideró «un peligro, porque los padres confían en nosotros, confían en que el alumno está en el Colegio».

«No podemos permitir que un alumno se retire cuando quiera» del colegio, indicó González Gass y señaló que la toma fue impulsada «por 40 o 50 alumnos, apoyados por otros del Colegio Carlos Pellegrini y otras escuelas» en detrimento de los más de 2.000 que cursan en el Nacional de Buenos Aires.

Dejá tu comentario