AMIA: queja de familiares por sobreseimiento encubierto

Edición Impresa

La Asociación Civil Memoria Activa -que agrupa a la mayoría de los familiares y amigos de las víctimas del atentado a la AMIA- advirtió ayer, en un duro comunicado, que el procesamiento por “incumplimiento de deberes de funcionario público” de tres exsecretarios del destituido y condenado juez federal Juan José Galeano es en verdad un “sobreseimiento”, al remarcar que ese fallo los exime de responsabilidades en otras “graves imputaciones” en la causa por el atentado a la AMIA.

“Recién ahora, tras 22 años del inicio de esta causa, procesaron a los secretarios del exjuez Galeano, quienes colaboraron activamente en las maniobras de encubrimiento. Sin embargo, nada de eso dice la resolución del juez”, señaló Memoria Activa en referencia al fallo del magistrado Sebastián Ramos.

La asociación de familiares de víctimas del atentado cuestionó que el juez “solamente” procesó a los exsecretarios Javier De Gamas, Susana Spina, José Pereyra y Carlos Velazco por “grabar clandestinamente entrevistas informales con imputados y testigos, y por la destrucción de las filmaciones resultantes”.

Pero “al mismo tiempo, los sobresee por otras graves imputaciones, como encubrimiento agravado, coacciones y privación ilegítima de la libertad”, añadió la organización.

Memoria Activa denunció que “para el juez Ramos, los exsecretarios no deben responder por el encubrimiento y desvío de la investigación del atentado, ya que ‘[ni tenían] un conocimiento sobre la desviación que se pretendía’ (sic)”. “Es decir, para el magistrado, si bien colaboraron rigurosamente con la actividad delictiva, lo habrían hecho sin conocimiento del objetivo de encubrir, al cual contribuyeron sincronizadamente durante años. El razonamiento del juez Ramos es de un absurdo notable”, consideró Memoria Activa, a través de un texto que hizo conocer ayer.

La asociación señaló además que “la resolución del pasado 17 de mayo aparece después de 10 años de inacción del Poder Judicial e insistencias y reclamos de las querellas para que se resuelva la situación procesal de los exsecretarios”.

“Se trata de un procesamiento únicamente por los delitos leves, y un sobreseimiento para Pereyra, a pesar de que existe una escucha telefónica en la que reconoce que ‘el Estado’ le había pagado a Carlos Telleldín por su declaración”, sostiene el comunicado, que lleva como título “Un sobreseimiento disfrazado de procesamiento”.

Para Memoria Activa, “el fallo de Ramos es groseramente arbitrario e injusto, y refleja la ya habitual defensa corporativa de la (in)justicia de Comodoro Py, que evidentemente no está dispuesta a juzgarse a sí misma”.

Los tres exsecretarios fueron procesados por “incumplimiento de deberes de funcionario público” en la causa en la que se los juzga por su supuesta participación en el desvío intencional de la investigación del atentado a la AMIA, en una decisión conocida el martes último.

Es uno de los tramos remanentes del expediente por encubrimiento del atentado que llegó a juicio oral con algunas condenas pero también con absoluciones. Después de deambular por varios juzgados quedaba pendiente definir la participación de los funcionarios judiciales que acompañaron a Galeano que resultó condenado por lo que fue el desvío de la investigación y la falsa pista de los policías bonaerenses.

Dejá tu comentario