Ardió Caracas mientras Maduro presentaba su plan de Constituyente

Edición Impresa

El dispositivo de seguridad del Gobierno venezolano impidió que los manifestantes llegaran al centro de la capital, donde el mandatario formalizó su iniciativa para reformar el Estado. Crece la tensión.

Caracas - Fuerzas de seguridad de Venezuela reprimieron ayer ferozmente una manifestación de miles de opositores en Caracas, que rechazaba la convocatoria oficial a una Asamblea Constituyente, en momentos en que el presidente Nicolás Maduro entregaba al Consejo Nacional Electoral (CNE) el decreto que pone en marcha la iniciativa.

Apoyados por camiones blindados, militares y policías replegaron con una lluvia de gases lacrimógenos y chorros de agua a presión a los manifestantes en la autopista Francisco Fajardo, al este de Caracas, mientras jóvenes, algunos encapuchados, respondían con piedras y barricadas que luego prendieron fuego.

La marcha estuvo encabezada por 112 diputados opositores, que conforman la mayoría en la Asamblea Nacional (AN). Al menos 161 personas resultaron heridas, incluidos los diputados Freddy Guevara (vicepresidente primero de la AN) y Julio Montoya. El primero recibió doce puntos de sutura en el tobillo por el impacto de una bomba lagrimógena, mientras que el otro legislador fue hospitalizado en una clínica por un impacto que recibió en la espalda.

El gobernador opositor y dos veces candidato presidencial, Henrique Capriles realizó una transmisión en directo a través de la aplicación Periscope, en la que mostró a funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) a bordo de motos y vehículos blindados que disparaban bombas lacrimógenas y perdigones de goma.

"¡Malditos!", "¡Asesinos!", gritaron los manifestantes bajo la nube de gases. Fuertes choques se mantenían al cierre de esta edición en Altamira, al este de la capital.

Mientras tanto, en el centro de Caracas, donde las fuerzas de seguridad no dejaban pasar a los opositores, Maduro encabezó un acto ante miles de seguidores, tras haber entregado al CNE el decreto de convocatoria al proceso para cambiar la Constitución de 1999.

"Convoco a una Asamblea Nacional Constituyente ciudadana y de profunda participación popular para que nuestro pueblo, como depositario del poder constituyente originario, con su voz pueda decidir el destino de la patria", expresó el mandatario en la sede del poder popular.

Maduro aseguró que la elección de los 500 asambleístas se hará "libremente a través del voto universal, directo y secreto" en "las próximas semanas", en sectores de la sociedad y municipalidades.

Según sus adversarios y expertos constitucionalistas, eso -la designación de convencionales en grupos sociales organizados por el régimen- hará la elección "fraudulenta" y "no universal". "Es un fraude madurista. Como no pueden ganar elecciones quieren imponer el modelo electoral cubano para perpetuarse en el poder", aseguró Capriles, afectado por gases en la protesta de ayer.

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) asegura que la Constituyente consolida un "golpe de Estado" el cual se inició cuando el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) asumió temporalmente a fines de marzo las funciones de la Asamblea Nacional, único poder del Estado que controla el antichavismo. Eso desató las protestas que desde el 1 de abril causaron 32 muertos, de acuerdo a la cifra actualizada ayer por la Fiscalía general. La última víctima se contabilizó ayer cuando Armando Cañizales, de 17 años, recibió un disparo en el cuello mientras protestaba en el municipio caraqueño de Baruta.

En el acto, al lado de Maduro, la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, a quien la oposición acusa de servir al Gobierno, manifestó que la Constituyente "llevará a la paz del país".

Ninguna de las marchas realizadas por la oposición logró llegar al centro de Caracas -considerado bastión chavista, donde están los poderes públicos- pues son bloqueadas y reprimidas por las fuerzas de seguridad.

Las protestas ocurren en medio de una seria crisis económica que socavó la popularidad de Maduro, cuya gestión rechaza, según sondeos privados, más del 70% de venezolanos, agobiados por la escasez y una inflación considerada la más alta del mundo.

"Estamos cansados de un Gobierno que en 18 años destruyó a un país. Queremos ser libres. Con esa Constituyente, Maduro busca oxigenarse, ganar tiempo", dijo durante la protesta Nancy Trejos, un ama de casa de 62 años.

Los opositores reclamaron en la calle elecciones, pero el sorpresivo llamado de Maduro a la Constituyente deja en la incertidumbre los pendientes comicios de gobernadores que debieron realizarse en 2016 y fueron postergados sin fecha, los de alcaldes de 2017 y los presidenciales de 2018.

"En las próximas semanas, tendremos elecciones. ¿Querían elecciones?, ¿querían votar? Vamos a votar. ¿Querían diálogo?, tomen Constituyente", afirmó Maduro.

Aunque una Constituyente se convoca para transformar el Estado y redactar una nueva Carta Magna, el mandatario aseguró que ésta reforzará la Constitución de 1999, impulsada por el fallecido Hugo Chávez (1999-2013) para "profundizar la revolución".

Agencias AFP, EFE, DPA, Reuters y ANSA

Dejá tu comentario