Atribuyen ahora al príncipe orden de “silenciar”

Edición Impresa

Estambul - Un diario turco informó ayer que la directora de la CIA, Gina Haspel, les dijo a funcionarios turcos que la agencia tiene la grabación de un llamado telefónico en el que el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán, daba instrucciones para "silenciar" al periodista Jamal Khashoggi.

Arabia Saudita dijo que el príncipe no tuvo conocimiento previo del asesinato de Khashoggi en el consulado saudita en Estambul hace seis semanas.

En tanto, cuando periodistas le preguntaron por la grabación al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, este dijo: "No quiero hablar de eso". La CIA, por su parte, no quiso desmentir ni confirmar el informe.

"Se habla de otra grabación", escribió el periodista Abdulkadir Selvi, del diario Hurriyet, apuntando que en la supuesta llamada hablan el príncipe Mohamed y su hermano, el embajador de Arabia Saudita en Washington.

"Se dice que la jefa de la CIA, Gina Haspel, lo mencionó durante su visita a Turquía", escribió en la columna, en la que agregó que habían discutido sobre Khashoggi, un crítico del régimen.

"Se dice que el príncipe heredero dio órdenes de 'silenciar a Jamal Khashoggi lo antes posible'" en una llamada que fue monitoreada por la agencia estadounidense, escribió.

Khashoggi fue asesinado en el consulado saudita en Estambul el 2 de octubre en una operación que el presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, dijo que se ordenó al más alto nivel del liderazgo saudita.

Después de ofrecer varias explicaciones contradictorias, Riad dijo la semana pasada que Khashoggi había sido asesinado y que su cuerpo había sido desmembrado cuando fracasaron las negociaciones para persuadirlo de que regresara a Arabia Saudita.

Según medios estadounidenses, la CIA no tiene dudas sobre la responsabilidad del heredero, pero Trump aseguró el martes que la agencia estadounidense no había "encontrado nada absolutamente cierto" y reafirmó su apoyo al reino.

Entre las razones de esa alianza estratégica, Trump enumeró la lucha contra Irán, el combate al "terrorismo islámico radical", la compra de armas estadounidenses y la estabilidad de los precios del petróleo, del que Riad es el primer exportador mundial.

Bin Salman inició ayer una gira por varios países árabes, en su primer viaje al extranjero tras el inicio de la crisis que lo involucra.

Agencia Reuters y AFP

Dejá tu comentario